¿Estamos preparadas las madres para un hijo(a) homosexual? 

estamos-preparadas-madres-para-hijo-homosexual
Estamos preparadas las madres para un hijo(a) homosexual

Psicología Clínica

Al hablar de las madres estamos refiriéndonos del mismo modo a la familia en general. A pesar del desarrollo económico social y tecnológico por los que ha transitado la sociedad a favor de la inclusión, la aceptación, la no discriminación y el respeto por las personas con una orientación sexual hacia la homosexualidad, todavía persisten tabúes al respecto. Las actitudes de evasión y rechazo hacia estas personas son aun frecuentes en la sociedad, antecedido por estereotipos creados alrededor de ellos desde tiempos arcaicos donde la masculinidad era solo del hombre y la feminidad de la mujer.

Hoy en día cuando no existe una identificación clara del varón con el rol de hombre, esto puede ocasionar en la familia y sobretodo en el padre sentimientos de  frustración y decepción. Las expectativas creadas en función de la educación del hijo o la hija constituyen entonces elementos que hacen ver a los padres como fracasados en su rol de educadores provocando además en ellos sentimientos de culpa y reproche del “qué hice mal”. Como consecuencia de ello pueden presentarse en la familia graves problemas de comunicación llegando a la violencia tanto física como psicológica a lo largo de la infancia hasta llegada la adultez. 

Son con frecuencia las madres quienes van a consulta, muchas veces presionadas por el padre buscando ayuda porque “algo no anda bien”, sin detenerse a pensar que, por sobre todas las cosas, estamos ante una persona llena también de dudas y de necesidades de comprensión, afecto y respeto. Personas que más que su preferencia sexual, posee valores y cualidades positivas a resaltar y tener en cuenta. La sexualidad forma parte de nuestras vidas como complemento de nuestra personalidad pero no define quienes somos como seres humanos, debe verse como algo más que nos integra como el simple color de ojos, el largo del pelo, la estatura, etc. 

Desde 1974 ser homosexual no es estar enfermo por lo tanto no requiere de tratamiento. No darle una elevada connotación a “esas cosas” que observamos en nuestro hijo y sí guiarlo sin alarmas hacia otras actividades puede ser una alternativa en edades tempranas de la vida, preocuparse por sus intereses, proyectos y evitar el constante regaño. Corregirlo en todo momento puede desencadenar hacia quien lo hace, rechazo. Las actividades en familia, los paseos, el deporte y los juegos pueden ser una importante herramienta para la educación saludable de su hijo sea cual sea su futura orientación sexual. Preocúpese mejor por su salud mental y física, por las actividades que realiza, por quienes son sus amigos y si estos le aportan a su crecimiento personal, si son buenos hijos, buenos hermanos, buenos compañeros…

Y se les proporcionará así la fortaleza y seguridad que necesitan para enfrentarse a todo cuanto se les presente en la vida, sea usted una buena madre y un buen padre que el amor sea incondicional y estarán orgullosos de tenerse los unos a los otros. 

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compártenos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notify of

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Dayana Cruz Cruz

Licenciada en Psicología

Máster en Psicología de la Salud Profesora Instructora [...]