Amor ¿opio del pueblo?

amor-opio-pueblo

Psicoanálisis

“El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban.”

                                                                  Kate Millet

Antes de comenzar a leer este artículo quisiera que hagas un pequeño ejercicio de reflexión ¿Cuántas canciones con temáticas sociales has escuchado en la radio últimamente? ¿Alguna de ellas hablaba sobre temas que diariamente son nuestro pan de cada día como los problemas ecológicos, la matanza de líderes sociales en Colombia, los feminicidios u otras? ¿Por qué crees que la gente no hace ya canciones sobre eso?

Hace tiempo que Marx dijo que la religión era el opio del pueblo. Algo con qué calmar los nervios, una sedación que los volviera acríticos y domables.

Hoy en día, pese a que las religiones están teniendo un nuevo auge, actualmente hay muchas otras cosas que intentan ocupar forzadamente nuestras preocupaciones para que no nos preguntemos por nuestro ser y estar en el mundo, nuestras condiciones concretas de existencia, nuestros malestares reales y sobre todo por nuestro deseo. Al final, desarrollaremos sobre cómo nos encontramos en la clínica con estos fenómenos.

Sin embargo, la idea de este artículo es además cuestionar ¿qué hay detrás de esta maquinaria? ¿Qué busca el poder al mantenernos pendientes del estar en pareja o no?

Como evidencias a esta cuestión: ¿De qué hablan la mayor parte de las producciones hollywoodenses? De amor de pareja. ¿De qué hablan la mayor parte de los hits de radio? De amor de pareja, metaforizado en el lenguaje sexualizado del reagguetón, a veces.

Por otro lado miren este fenómeno ¿han notado que la mayor parte de las telenovelas “clásicas” tienen a los ricos como protagonistas? ¿Por qué?

¿Quién olvidaría la escena donde Natalia Oreiro es rechazada repetidamente en varios trabajos y cuando está totalmente sola bajo la lluvia aparece un rubio y guapo Facundo Arana a rescatarla? 

Y es algo que notamos mucho en la clínica, quien solamente habla sobre su incapacidad de estar en pareja, sobre sus problemas de pareja o que la pareja lo dejó, si solamente habla de eso, muchas veces lo está utilizando para no ver otras áreas de su vida.

Es que lo que Hollywood, la industria del entretenimiento, los medios de comunicación, agrupados en grandes empresas no quieren, es que nos interroguemos de manera significativa por nuestros malestares y deseos.

Y es que la industria del entretenimiento nos ha hipnotizado de tal manera que no nos preguntemos ¿qué quiero? ¿Qué me molesta? ¿Qué puedo hacer para cambiar eso?

Afortunadamente hay gente que piensa, se re piensa, piensa en sus comunidades. En Colombia, todos los días matan a un líder comunitario, ecologista o defensor de los derechos humanos ¿Cuántas canciones sobre eso escuchaste en la radio esta semana? ¿Acaso alguien lo mencionó en tu país?

La idea del amor de pareja está destinada a la sedación política y comunitaria. No hablamos aquí de política partidaria necesariamente, sino sobre la capacidad de ejercer poder en la realidad, en la comunidad para cambiar las cosas. 

En las telenovelas, el hombre rico rescata a la pobre de manera en la que ya no haya preocupaciones económicas. Porque si las novelas versaran sobre los malestares reales de las personas, entonces no podrían estar hablando de amor todo el tiempo. Toda la vida de esos personajes, gira alrededor de: lo que hace la pareja, los celos de la pareja, la otra mala (casi siempre una mujer activa y no-dependiente económicamente del hombre), el otro malo (casi siempre delincuente y más pobre que el protagonista), la falta de aceptación en las familias uno del otro, étc.

Afortunadamente este paradigma se está rompiendo, actualmente, pero sigue habiendo una preponderancia a hablar de lo íntimo, lo privado escindido, departamentalizado, aparte, del sujeto público. Esta constituye la otra cara de una sociedad en la que lo valorado, lo poderoso y lo bueno, se encuentra justamente del lado de la productividad.

Cada vez que alguien dice “Sos un novelero”, o a una mujer: “Andá a tu casa a mirar la novela”,  está expulsando de las opiniones públicas. De ser un sujeto público, con calle, que trabaja fuera del ámbito íntimo.  

Esta escisión,  al decir de Rita Segato, sería la madre de todas las violencias, y en especial de la violencia de género. El ámbito de lo íntimo y de lo público están necesariamente ligados. La lógica de la propiedad privada, es la que los ha escindido permitiendo que mujeres y niños queden a merced del varón dueño de la producción. Las telenovelas y toda la industria romántica, intentan reforzar este divorcio de la realidad.

Las mujeres amando, cuidando abnegadamente del otro, de rodillas ante su mayor objetivo en la vida: el amor. El hombre siempre fuerte, potente, dominándola y con ella dominando el aparato productivo también.

Según Darío Sztanjnszrajber, todos estamos reeditando las ficciones de nuestra época en nuestra vida cotidana. Así es como en la clínica psicológica podemos encontrar mujeres que están alienadas al deseo del varón, al que han erigido como amo, y en lugar de recibir una condena social por alienar su vida, por hacerse daño, todos la felicitan por ser madre y esposa abnegada (sí ya siglo XXI y ocurre). Tenemos varones violentos que para huir de sus síntomas dicen todo el tiempo que lo que ellos necesitan es una novia, que así se van a curar. Tenemos personas que se inventan celos hacia la pareja para no decir que ya no la desean. Están haciendo novelas comerciales. Si fueran sus propias novelas con creativdad y desde el propio deseo sería maravilloso. 

Pero están tratando de cumplir un ideal social que les ha prometido felicidad. Y mientras tanto estas personas sostienen trabajos alienantes, no se hacen cuestionamientos vocacionales, o se dedican a vivir del otro. La alienación a una pareja, muchas veces (no siempre) tiene como contracara una alienación en la vida laboral. 

Y es que como diría Alfredo Moffat “Amar y trabajar son las dos piernas que Freud nos señaló que teníamos para caminar la vida” Y son las áreas que nos definen como sujetos y marcan de alguna manera nuestra posición subjetiva hacia los otros y la ley. Alienarse a una, desequilibra la otra, y viceversa.

Por lo tanto si durante este día de San Valentín te preguntas por qué esta cosa tan forzada, comercial y carnavalezca, piensa. Quizás el sistema productivo no quiere que lo hagas y está intentando sedarte.                                   

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2
Compártenos tu opinión

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
mmhelena Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
helena
Guest

El amor existe? yo creo que no,si de echo existiera no pasarian estas barbaries que vemos todos los dias,existe el amor incondicional de una madre a sus hijos(que por suerte somos muchas) esta nueva generacion esta perdida con sus multiples desaraigos de limites y valores que las madres modernas no supieron inculcar desde la cuna,despues cuando sus hijos son violados y muertos piden justicia…. paso a otro tema sobre el amor, cuando este sentimiento es real en la pareja se complementa en todo sentido, pero cuando uno de ellos ya no siente ese sentimiento busca fuera del hogar esa magia… Read more »

mm
Guest
Silvia Golubizky

Hola Helena, gracias por tus comentarios. No acuerdo en que el problema sean las madres modernas, pero sin dudas tenemos que replantearnos nuestros valores como sociedad. Saludos

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Silvia Golubizky

Lic. en Psicóloga. Especializada en Género y Desarrollo

Columnista de paramujeres.com.ar, ejerce como Psicóloga Clínica de niños, adolescentes y adultos. Su área de trabajo es la clínica psicoanalítica. Recientemente obtuvo un diplomado en Género y Desarrollo. Ha dictado talleres, seminarios y conferencias en Tucumán, Buenos Aires y Santa Cruz, en Argentina. En el exterior Santiago de Chile, Washington y Miami. Desde su web difunde trabajos de psicoanálisis y comparte información sobre la violencia de género y la salud mental. [...]