Mindfulness para niños, lo que padres y profesores deben saber

mindfulness-para-niños-lo-que-padres -y-profesores-deben-saber

Psicología

¿Qué es el mindfulness o atención plena?

Mindfulness ha sido definida de diferentes maneras. Por ejemplo, para Kabat-Zinn (2003), se trata del proceso de observar expresamente cuerpo y mente, permitiendo que nuestras experiencias se vayan desplegando de momento en momento y de aceptarlas como son sin juzgarlas. Este proceso de observación no implica rechazar las ideas ni
intentar fijarlas ni suprimirlas ni controlar. La atención plena consiste en que nos permitamos a nosotros mismos estar donde ya estamos familiarizados mas con nuestras propias experiencias presentes un momento tras otro, es decir, la focalización en el momento presente sin juzgar.
La atención plena, mindfulness o meditación aplicada en niños tiene algunas variaciones con respecto a la práctica con adultos, por ejemplo, se pueden emplear juegos para que sea más satisfactorio y motivador. Aunque los principios básicos sean los mismos que se utilizan en adultos, mantener la atención en el aquí y ahora, en el objeto o la parte del cuerpo deseada, mostrando una actitud abierta y amable.

Beneficios del mindfulness en niños

Debido al gran auge del mindfulness actualmente se ha realizado investigaciones que concluyen que su práctica en niños puede tener grandes beneficios e incluso prevenir enfermedades mentales en el futuro debido a:
● Aprendizaje de la autorregulación, gestión y reducción del estrés
● Aumenta la autoestima
● Mejora de la inteligencia emocional
● Mejora de las habilidades atencionales
● Reduce la agresividad y la violencia
● Fomenta el equilibrio emocional
Por todos estos beneficios tan saludables sería recomendable introducir las prácticas de atención plena en los niños y en diferentes ámbitos como puede ser el escolar o el de la psicoterapia de diferentes trastornos, que por lo general están medicalizados. También podemos utilizarlos en casa con el objetivo de educar para un futuro mejor.

Mindfulness para niños con patologías

Los programas mindfulness que más han sido adaptados para los más jóvenes han sido el MBCT (Mindfulness-Based Cognitive Therapy) de Segal et al. (2002) Y el MBSR (Mindfulness based Stress Reduction) de Kabat-Zinn (1982), a partir de los cuales han surgido diversas propuestas que están probando su éxito.
En el caso de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad), el MBSR ha encontrado resultados positivos en la reducción de la impulsividad típica de este trastorno, la mejorar la atención y las funciones ejecutivas. En este estudio los participantes informaron que eran conscientes de la mejoría en la mayoría en los dominios psicológicos que fueron evaluados, como la atención o la percepción del estrés.
Esta terapia también ha mostrado mejoras en síntomas de depresión y ansiedad, conductas inapropiadas y en la dislexia con una reducción de los errores cometidos durante la lectura. Estos resultados obtenidos sugieren que estas terapias aportan un aumento en la calidad de vida y bienestar de los niños. Asimismo, deberían ser incluidos como terapia en algunos niños con patología y conseguir el objetivo de eliminar o disminuir el dañino tratamiento farmacológico al que están sometidos.

Mindfulness en el ámbito educativo

El mindfulness aplicado en alumnos que no tienen ninguna patología también ha mostrado efectos positivos, como la reducción de la ansiedad, el aumento de la regulación emocional y la mejora del comportamiento social en los estudiantes. De hecho, algunos colegios están cambiando el castigo después de clase por la práctica de mindfulness adaptada a los niños, mejorando notablemente la convivencia en la escuela y el rendimiento académico. En españa algunos colegios lo han introducido mostrando resultados sorprendentes. En uno de los colegios en los que se practica mindfulness la directora del centro afirma que un 30% de los niños presentaba problemas de conflictividad y el porcentaje ha caído hasta el 7%, el absentismo escolar se ha reducido en un 70% y la proporción de alumnos que pasa al instituto con todas las asignaturas aprobadas ha crecido del 5% al 70%.
Algunos de los programas de meditación que pueden usar los profesores son el programa TREVA, programa AULAS FELICES y programa ESCUELAS CONSCIENTES que se están aplicando actualmente en algunas comunidades autónomas españolas. Con estos datos tan prometedores podemos decir que la “vieja escuela” no funciona tan bien como pensábamos y es hora de sustituir el castigo por otras prácticas más efectivas que convierta los centros educativos en un lugar de paz y tranquilidad, y no en un lugar donde se somete a los niños a estrés y miedo diariamente.
Ejemplos de prácticas de mindfulness en niños para practicar en casa o en el aula Algunos ejemplos de meditación para niños que les podemos presentar a partir de 5 años:
● El juego de los exploradores. Se le plantea un juego de roles en el que unos exploradores se encuentran en un lugar totalmente desconocido. En el lugar en el que nos encontramos hay alimentos totalmente diferentes a los que habíamos visto antes, para ello se le presenta una pieza de fruta u otro alimento y se le pide al niño que la explore y se fije en su color, en la textura, en su sabor y sensaciones ( si es dulce, salado, suave, la forma que tiene, el ruido que hace al morderlo, cómo es cuando masticamos). Esto se puede llevar a cabo con diferentes tipos de alimentos que hagan consciente al niño de sus características y mantenga su atención en ellas.
● Atentos y quietos como una rana. Es un libro escrito por Eline Snel en el que guía a padres y profesores para la práctica de la atención plena y cuenta con un audio para que los niños practiquen la meditación.
Ejemplo de meditación guiada para niños de tranquilos y atentos como una rana:
La rana es un animalito que puede dar grandes saltos pero también puede quedarse muy quieta, observando todo lo que pasa a su alrededor pero sin reaccionar de inmediato, respirando con mucha calma. Su tripa se hincha cuando
entra el aire y se deshincha cuando sale el aire. Vamos a sentarnos y a respirar como la rana, así, la ranita no se cansa y no se deja arrastrar por todos los planes interesantes que se le pasan por la cabeza. Durante un rato vamos a estar
quietos como una rana, notando como la barriguita de abulta un poco y después se hunde otra vez…
● La respiración de la abeja . Es un ejercicio basado en la serenidad para centrar la atención en la respiración. Para ello, cerramos los ojos o los dejamos entornados e imitamos el sonido de la abeja “zzzzz” durante la respiración, manteniendo la atención en la respiración de la abeja. Podemos practicarla entre 3 y 5 minutos

Fuentes:

– Mindful Reading: Mindfulness Meditation Helps Keep Readers with Dyslexia and ADHD on the Lexical Track
– Entrenamiento en Mindfulness para Pacientes con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)
– Current Issues in Education. Mary Lou Fulton College of Education. Arizona State University
– Meditación en el colegio
– Snel, E. (2013). Tranquilos y atentos como una rana: La meditación para niños… con sus padres. Paris: Editorial Kairos.

, , , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Lourdes Zafra

Licenciada en Psicología

Graduada en Psicología por la Universidad de Jaén, España. Actualmente estudiante del Máster de Terapias de Tercera Generación. Creadora del blog "Psychology for everyone" y especialmente interesada por el ámbito clínico de la psicología. [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.