¿Qué me gusta y qué no de Sex Education?

sex-education

Social

Me gusta

  • Me gustan los personajes complejos con sus aciertos y contradicciones, porque me gustan los personajes no estereotipados, como Aimee, quien es más que ingenua; Jackson, quien es más que atleta; o el Director, quien es más que desagradable.
  • Me gustan las masculinidades positivas y la sororidad. Está bien, es necesario, visibilizar un entorno en el que los hombres no sean todos hijos sanos del patriarcado y las mujeres no seamos competitivas a ultranza. ¿Viste la serie y te pareció que era todo muy idílico? Date cuenta los horrores de la sociedad en que vivimos, si los vínculos positivos te resultan insólitos.
  • Me gusta la normalización y problematización de temáticas como el aborto, el acoso o las sexualidades y géneros fluidos, entre tantas otras cuestiones que se abordan en la serie sin caer en lugares comunes que estigmatizan y desinforman.
  • Me gusta que les adolescentes hayan tomado las riendas de su sexualidad, enfrenten sus miedos, desinformaciones y problemas buscando ayuda y reflexionando. Porque reconocer que no sabemos de sexualidad es difícil pero es necesario si lo que deseamos es desear y ser deseades saludablemente.
  • Me gusta que la serie no sea adultecentrista, porque es muy fácil caerle a une joven con lo que les grandes creemos que necesitan saber, pero también es inútil y violento: hay que empatizar, aceitar la escucha activa y respetar la autonomía progresiva de les niñes y adolescentes.
  • Me gusta que el diálogo fluido, libre y desinhibido sea eje de todas las conversaciones. Porque en Sex Education no se habla con miedos ni prejuicios, se habla con honestidad.
  • Me gusta que los vínculos sexuales sean llamados de esa forma, porque es mejor hablar de “parejas sexuales” que romantizar el sexo. Digo, porque si realmente queremos vínculos libres de violencia es hora de deconstruir el paradigma del amor romántico.
  • Me gusta que el consentimiento y el uso de preservativos sea enfatizado constantemente. Porque hay que preguntar mil veces si el otre desea, quiere, se siente a gusto, consiente. Porque hay que cuidarse y cuidar al otre. Porque sin consentimiento es violación y sin cuidado es violencia.

Me gustan muchas más cosas, aunque…

  • No me gusta que le digan “vagina” a la VULVA. Reducir la vulva a la vagina es pensar en la genitalidad orientada principal, sino únicamente, al placer masculino. Eso por donde se penetra, con dedos, con lenguas, con juguetes o con penes, es solo eso, la vagina. Es también reducir la genitalidad a su función reproductiva, eso por donde salen los bebés es solo eso, la vagina. Pero la genitalidad es más amplia, más frondosa, y la vulva es más que la vagina. Porque el clítoris gente, por dar un ejemplo, también existe, es hora de aprender dónde queda.
  • No me gustan les docentes que parecen carecer de formación en  Educación Sexual Integral. Dudas tenemos todes, pero les Docentes tenemos que desdudar, y para ello, nada mejor que desdudarnos nosotres mismes. Porque los libros no muerden pero la ignorancia cobra vidas en un mundo donde la información es un Derecho porque, fundamentalmente, es poder.
  • Y no me gusta que la asistencia a médiques o profesionales reales de la sexualidad, la salud mental y la Educación Sexual Integral no se muestre o sean mostrados como espacios devaluados. ¿Por qué las terapias en consultorio de Jean son caricaturizadas y luego disminuyen? ¿Por qué les jóvenes no van a consultorios de profesionales? 

¿Un consejo o una opinión no profesional es suficiente? NO. ¿Es necesaria? SÍ. El consejo de une amigue, conocide o par siempre es importante, pero muchas veces NO es suficiente. Conocer tus Derechos Sexuales y Reproductivos es fundamental para acudir a le profesional que corresponda en busca de la información, asesoramiento, contención y asistencia que corresponde, y esto no lo puede hacer cualquier hije de vecine: les profesionales de la salud son, justamente, profesionales formades para acompañarte. 

Hay que consultar con médiques, sexólogues, psicólogues, etc., pero no hay que olvidar que la Educación Sexual Integral, en Argentina y muchos países más, es política educativa y les Docentes somos les principales responsables de garantizar este Derecho. En este mundo patriarcal Educar en Derechos es Educar en Sexualidad. 

Es el Derecho de nuestres niñes y jóvenes. Es nuestra obligación como educadores.

, , , , , , , , , , ,

Compártenos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notify of

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Florencia Tomni Clode

Profesora en Lengua y Literatura

Profesora en Lengua y Literatura Editora Correctora de Textos. Trabaja desde hace 10 años en el sector estatal de Educación Secundaria. Cuenta con una Especialización en Educación Sexual Integral y un Posgrado en Enseñanza de la Lengua, la Escritura y la Literatura. Es estudiante avanzada de la Licenciatura en Educación en la Universidad Nacional de Quilmes. [...]