¿Qué nos dicen los colores?

dibujo-infantil

Dibujo, Psicología Clínica

Fueron muchas las razones que me motivaron a estudiar Psicología, ¿para qué nos vamos a engañar? ¿A quién no le provoca intriga el por qué los seres humanos se comportan de la manera en que lo hacen? “¿Por qué la gente hace lo que hace?”, nos preguntaba el profesor Manuel Calviño la primera vez que tuvimos el placer de recibir una de sus conferencias. En realidad la razón que más me impulsó a llegar a este mundo fantástico de la Psicología fueron los niños, esas criaturas mágicas que siempre tienen bajo la manga algo con lo que hacernos sonreír y aprender. Fue la profesora Aurora García quien me dio la oportunidad de colaborar junto a ella en el Centro de Orientación y Atención Psicológica en la consulta de Psicología Infantil. Fue ahí donde surgieron las chispas y me enamoré definitivamente de esta profesión.

Son muchas las experiencias que podría compartir con ustedes pero hoy les traigo una de las cuestiones que más me preguntan mis amigos y familiares: ¿qué significan los colores en los dibujos de los niños?

El análisis del color se realiza de acuerdo a su predominancia, adecuación y sucesiones de manera tal, que el color utilizado es equivalente al tipo de respuesta emocional, así como la calidad e intensidad de esa respuesta y su conceptualización y relación con lo representado.

colores-primarios

Colores primarios

Colores primarios: Son colores “puros”, que no están constituidos por combinaciones entre ellos y por tanto, la selección de los mismos implica la cualidad emocional más intensa. Son los de uso mas frecuente en los primeros años de la vida, en los que su selección responde a su intensidad y no a la relación con el objeto mismo.

Color rojo: En la cultura occidental es identificado como el color de la fuerza, la agresividad, la impulsividad, la explosividad. Es el color de la sangre, por lo que algunos sujetos reaccionan de manera negativa ante él. Es un color cálido. Suele ser el preferido de sujetos agresivos, explosivos y con poco control de sus impulsos.

Color azul: Es el color del cielo, del mar y de las aguas en general. Se identifica con la tranquilidad y el sosiego, pero es el preferido de los sujetos ansiosos. Revela ansiedad basal, larvada.

Color amarillo: Es el color del sol, la energía, la vitalidad. Es el preferido de sujetos activos, vitales. En determinados momentos puede revelar impulsividad, aunque no incontrolable.

colores-secundarios

Colores secundarios

Colores secundarios: Resultan de la combinación de dos colores primarios, por lo que su significación está determinada por la combinación de los dos colores primarios que lo componen.

Color verde: Resulta de la combinación del azul y el amarillo, por lo que al mezclar ansiedad e impulsividad, tenemos como resultado una ansiedad de tipo agitada.

Color anaranjado: Resulta de la combinación del rojo y el amarillo, por lo que al mezclar agresividad y energía vital, tenemos como resultado a un sujeto básicamente impulsivo, explosivo, sin llegar al extremo del rojo solo.

Color violeta: Resulta de la combinación del azul y el rojo, por lo que al mezclar ansiedad y agresividad, tenemos como resultado angustia agitada. Suele ser preferido de sujetos con características neuróticas, o que manejan una carga ansiosa muy elevada.

Color marrón: Resulta de la combinación del rojo y el negro, por lo que al mezclar agresividad y ausencia de respuesta, depresión, nos da como resultado una angustia larvada, latente, que paraliza. También suele ser preferido por sujetos con características neuróticas.

* El violeta y el marrón cuando se utilizan en una misma representación, en compañía del verde, azul o grafito y acompañado de distribuciones ilógicas y elementos absurdos, resulta casi patognomónico de los cuadros de tipo neurótico más estructurado.

La ausencia de color

Color negro: Es la ausencia de color. En las culturas occidentales se identifica con la tristeza, duelo. Resulta preferido por sujetos deprimidos, con problemas de autoestima.

No suele ser seleccionado por niños con respuestas emocionales bien equilibradas, lo utilizan en reacciones de adaptación o como respuesta a la frustración.

Grafito: Su uso exclusivo revela inhibición de la respuesta emocional. No se valora de esa manera cuando se delinea y después se da color. Es frecuente su uso en sujetos lentos, con retardo del desarrollo psíquico y en sujetos con bloqueos emocionales.

Caracterización de la respuesta emocional de acuerdo a la selección cromática.

1. Adecuación del color: Cuando el color empleado en una persona, animal u objeto se corresponde con su modelo en la realidad o la explicación de su utilización es satisfactoria. Puede por lo tanto ser adecuado o no.

* La significación de éste indicador consiste en el grado de adecuación de la respuesta a los diferentes estímulos. La inadecuación puede resultar por exceso o por defecto. Ya en los primeros grados los niños son capaces de tener una utilización adecuada del color. La inadecuación del color sería por tanto señal de alteraciones en la esfera emocional, o problemas reactivos que están influyendo en el niño.

2. Color Inusual: Cuando no es frecuente su presencia en la vida real, aunque esto responde más a patrones y esquemas culturales o estéticos que a una falta de correspondencia con la realidad: “La expresividad del color depende de nuestra actitud hacia el objeto dado.”…”En el dibujo infantil, el color es también un medio de expresión de un determinado contenido imaginativo. Al representar las imágenes negativas de los cuentos, es significativo el hecho de que el niño utilice conscientemente el color negro para trasmitir su actitud hacia esas imágenes.” El uso inusual del color no necesariamente indica alteraciones emocionales, depende de la inadecuación o no de su uso.

3. La preferencia cromática: Variará en dependencia del tipo de respuesta del sujeto. Así, los que tienden a la explosividad, impulsividad, energía, acometividad, prefieren los cálidos. Los ansiosos, prefieren los fríos, y los que manejan grandes cargas de angustia, los marrones y violetas.

Importante destacar que:

Ante la duda del tipo de respuesta emocional por lo peculiar de la selección, una vez concluido el dibujo, se debe proceder al interrogatorio. La observación de la ejecución y el interrogatorio sobre lo realizado, forman parte del proceso de análisis de las producciones infantiles. La “calificación a ciegas” propende a una interpretación proyectada por el evaluador pudiendo distorsionar los resultados. Todo lo anterior es tarea vital de los especialistas que encontramos en las consultas de Psicología Infantil. Los cuidadores y cuidadoras no deben realizar inferencias a partir de los dibujos de los infantes pues ello llevará probablemente a falsas conclusiones.

“Todo dibujo infantil expresa algo, nada es casual o fortuito. A nosotros nos corresponde descifrar el mensaje.”
Tomado de ¿Qué nos dicen los dibujos? Multimedia de la Profesora Aurora García.

, , , , , ,

Compártenos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notify of

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Yessica Hernandez Sales

Estudiante de Psicología

[...]