Claves para detectar un problema de baja autoestima

Frase Mark Twain sobre baja autoestima y la soledad

Psicología Clínica

“Me paro frente al espejo y me observo, cada detalle, ojala tuviera el cabello diferente, así me vería mejor, esa nariz igual que la de papá, no va con mi cara, si tuviera los ojos más claros seguro tendría una mirada más bonita, espera…no había visto esa mancha en la mejilla, me tendré que comprar una crema para que desaparezca, ojala tuviera un cutis de porcelana”

“No debí comerme esa rebanada de pizza, estoy muy lejos de tener un cuerpo fit, porque no puedo ser tan delgado como mi hermano”

“Que hermosas piernas, de seguro pasa mucho tiempo en el gym, y yo aquí con estas piernas tan delgadas sin mucha gracia”

“No me gusta la playa, no tolero ponerme el traje de baño, la gente me ve seguro porque me veo mal”

“No puedo terminar esta relación, nadie me va a querer igual que él, yo no soy nada sin él”

Y la lista de estos pensamientos es interminable, seguramente has escuchado a alguien expresarse así o tú en alguna ocasión pensaste de esa forma, si estos pensamientos son muy frecuentes te recomiendo que hagas un espacio para leer el siguiente artículo que te será de utilidad.

La forma en la que encaramos al mundo y como nos movemos en él, son guiados por el concepto que tenemos acerca de nosotros mismos. De Ahí que la autoestima es un tema que nos involucra a todos los seres humanos.

El término de Autoestima, a menudo es utilizado fuera del contexto real y rebajado a casi cualquier cosa.

El concepto de autoestima se define como aquellos pensamientos, sentimientos y actitudes que tenemos acerca de nosotros mismos y constituyen la base de nuestra identidad.

Esta se construye desde la infancia principalmente de nuestra relación con las personas más significativas, quienes en la mayoría de los casos son los padres, pero continúa su reforzamiento a través de las experiencias a las que nos enfrentamos durante la vida, de nuestras relaciones con los demás y con el medio donde nos desenvolvemos.

Por tanto nuestro grado de autoestima no se mantiene estático, sino que es modificable y podemos trabajar para poder elevarlo a través de algunas acciones.

Los problemas más comunes que podemos presenciar debido a una baja autoestima encaran otras quejas como depresión, ansiedad, estrés, adicciones y conductas que atentan contra la integridad física de la persona.

Los componentes de la autoestima son:

Componente cognitivo: pensamientos y creencias acerca de nosotros mismos (capacidades, habilidades, etc.), de nuestro cuerpo y de los demás.

Componente emocional: Sentimiento favorable o desfavorable acerca de uno mismo, se mide con el grado de aceptación que tenemos de nosotros mismos.

Componente cognitivo: lo que decidimos y hacemos, el comportamiento que se adopta ante las dificultades y ante los demás.

 ¿Cómo saber si tengo baja autoestima?

No podemos generalizar y decir que tenemos baja autoestima solo porque en alguna experiencia algo nos hizo sentir mal o porque no nos gustó como nos quedaba aquel outfit o demás.

Las principales características que nos revelan baja autoestima incluyen:

*Relaciones interpersonales exageradas: Relaciones dependientes, dónde no se siente una persona merecedora de amor, podrá conformarse con cualquier persona aunque ésta no le brinde el respeto ni el amor. Por eso vemos personas golpeadas, frustradas y desdichadas al lado de alguien que no las quiere.

*Comportamientos defensivos: Creer que todo el tiempo están siendo rechazados o criticados, preferir aislarse y tomar a mal cualquier comentario.

*Desórdenes alimenticios: Buscar a través de la ingesta exagerada de comida la satisfacción a las necesidades afectivas o en su defecto la prohibición de alimentos como un medio de reproche por no aceptar su cuerpo.

*Perfeccionismo: Sé que esto puede parecer bastante absurdo, pues a menudo el perfeccionismo se atribuye a otras condiciones, sin embargo, la baja autoestima se muestra por medio del perfeccionismo por sentirse inadecuados e incompetentes, buscaran ser aceptados por cualquier medio, de lo contrario se sentirán fracasados.

*Promiscuidad: Sí, esto no te hace un ser especial o sobresaliente, las personas que no se valoran a sí mismas no les importará con quien comparten su intimidad. Utilizan el sexo para llamar la atención y tener aceptación de los demás. Creando círculos viciosos donde siempre buscaran la compañía de alguien para sentirse completos y cuando esto acaba buscaran la satisfacción con alguien más.

*Depresión. No encuentran un motivo suficiente para vivir, y tampoco son felices, pues fácilmente se sienten heridos y frustrados.

*Miedo y ansiedad: Basándose en experiencias negativas pasadas, se anticipan a lo peor, tomándolo como una generalidad de la vida y no como solo una experiencia de la que se puede aprender y tomar decisiones.

*Inseguridad: Ésta básicamente abarca cualquier ámbito, el no sentirse capaz, merecedor, con un dialogo interno negativo  de todos los defectos que creo que tengo.

*Autoimagen distorsionada: Una proyección inadecuada de nuestro cuerpo de lo que vemos frente al espejo, rechazar alguna o algunas características física, no sentirse a gusto con su cuerpo, esa sensación de incomodidad y malestar general causada por algún defecto físico o imaginario.

*Crítica constante: Son los peores jueces, se juzgan sin piedad con creencia de ser castigados. Comparaciones con los otros y menosprecio por uno mismo.

Espero que estés sacando tus conclusiones al respecto de cómo se encuentra tu autoestima en estos momentos y si aún no lo has hecho te comparto una escala creada por el Dr. Morris Rosenberg denominado Escala de Autoestima de Rosenbergque te ayudará a valorar el grado de satisfacción que tienes contigo mismo.

, , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

Comparte tu opinión