Psicología. Mi visión como estudiante

estudiar-psicologia-1

Historias

Hace unas semanas me ofrecieron la oportunidad de escribir sobre Psicología desde mi posición de estudiante. Agradecida y tras de unos días buscando la inspiración, me he puesto a darle al teclado. Me gustaría compartir contigo mi experiencia personal y tratar de hacerte llegar lo que significa para mí esta disciplina. La que, por cierto, espero llegue a ser mi futura profesión.

El primer recuerdo que tengo sobre mi interés por la Psicología se remonta a mi época de estudiante de secundaria. Tendría unos diecisiete años, estaba en clase de Filosofía y ese día tocaba estudiar a Sigmund Freud. Me fascinó. Mi interés por la mente humana se disparó y vi muy claro mi futuro. Es curioso, sin embargo, cómo he ido descubriendo que hoy en día la Psicología está muy alejada de esas primeras ideas que me atrajeron. Por una parte, actualmente la Psicología está encuadrada en el ámbito de Ciencias de la Salud, alejándose de su vertiente inicial, vinculada a la rama de Filosofía y Letras. Por otra parte, el Psicoanálisis, está bastante alejada de los enfoques más actuales, donde han ganado terreno otros métodos con mayor respaldo empírico, como la Terapia Cognitivo Conductual, o más recientemente las Terapias de Tercera Generación. Mi interés había despegado, y, sin embargo, topé con un profesor que sembró la duda, el miedo y la inseguridad en una adolescente vulnerable. Me dijo que estudiar Psicología no tenía futuro y que no perdiera el tiempo. Por circunstancias de la vida, y aún sin querer hacerle caso, encontré una oportunidad laboral en el ámbito de Administración de empresas, y desde entonces, mi vida laboral ha girado en torno a ese sector. Hasta luego Psicología. Hola Contabilidad. Pero no me resigné. Mi interés sólo estaba dormido. La curiosidad y la sensación de tener algo pendiente seguían ahí. Unos años más tarde me decidí, y compaginándolo con mi entonces situación laboral me matriculé en la universidad para estudiar, por fin, Psicología.

¿Qué significa Psicología? Etimológicamente, Psicología significa “Ciencia del alma” o quizá más adaptado al mundo actual “Ciencia de la mente”. Estudiar psicología significa entender los procesos mentales del ser humano, sus emociones y su conducta en un ambiente determinado. Durante la carrera se estudian varias asignaturas que nos ayudan a comprender cómo se producen esos procesos. Nos enseñan el valor adaptativo de las emociones, incluso de la tristeza, que, aunque no lo creas y te resulte paradójico, también es necesaria. Estudiamos cómo se producen nuestros pensamientos. Cómo adquirimos el lenguaje, el aprendizaje, y cómo este se guarda en la memoria.

Aprendemos los distintos sistemas de memoria que emplea el ser humano para almacenar información, y la forma en que la percibimos, la atendemos y la codificamos. Todo ello nos ayuda a entender las diferencias individuales que existen entre nosotros, cómo se forma nuestra personalidad, y porqué tenemos distintas formas de comportamiento. Hay asignaturas muy ligadas a la biología, al desarrollo del ser humano, y que personalmente son algunas de las que más he disfrutado hasta el momento. No podemos olvidarnos del campo de la investigación, tan necesario para el continuo avance, y tan ligado a las matemáticas. Encontramos varias asignaturas donde nos hará falta utilizar la calculadora y tablas de Estadística. Durante los últimos cursos, afrontaremos asignaturas más enfocadas a la práctica de esta disciplina, y a los diferentes campos de aplicación de la misma, proporcionándonos una introducción de las posibles especialidades que podremos elegir posteriormente.

Uno de los primeros conceptos con los que me encontré al empezar la carrera fue tratar a la Psicología como ciencia. Esa fue la primera idea que me encontré al abrir el primer libro del primer curso de la carrera, una definición que se ha ido repitiendo con asiduidad en cada asignatura. Me gustó mucho que los autores insistieran en ese carácter científico desde el principio, hecho que, por otro lado, decepcionaba a muchos compañeros que esperaban encontrar algo diferente. Desgraciadamente, existen muchos prejuicios respecto a esta profesión, y mucho apelativo que descalifica a quienes la ejercen. Me pareció importante insistir en ese carácter científico porque le aporta mayor respaldo y credibilidad. Afortunadamente hemos avanzado en los últimos años, pero todavía queda mucho camino por recorrer. No se debería desprestigiar una profesión que requiere años de formación, continuo aprendizaje y evolución. La psicología es una ciencia que trata con personas, con su salud. Merece un mayor respeto.

Si tuviera que aportar mi propia definición de Psicología, me gustaría añadir el concepto salud. Diría que es la ciencia que se ocupa de la salud mental; entendiendo salud no sólo como ausencia de enfermedad, sino como un estado de bienestar continuo. Quizá es porque siempre me ha interesado la aplicación clínica de la disciplina y porqué más allá de entender la mente del ser humano, me gustaría poder aplicar lo aprendido a conseguir ese estado de bienestar, de salud. Actualmente hay muchos otros campos de acción aparte de la aplicación clínica, como la educación, el ámbito judicial y forense, el deporte, o el ámbito laboral. La Psicología Deportiva, por ejemplo, ha ganado terreno en los últimos años ayudando en la preparación mental de los deportistas de alto rendimiento. Desde mi punto de vista, ese concepto sigue relacionado con el estado de bienestar, en esta ocasión aplicado al deporte, para conseguir un mejor resultado. Y lo mismo podría decir de la Psicología Industrial, o en la actualidad Psicología de las Organizaciones. Lejos quedan sus inicios, cuando la labor del psicólogo se limitaba a la selección de personal. Actualmente se encarga de fomentar una buena relación entre empresa y trabajador para conseguir el máximo beneficio para ambas partes. Estado de bienestar en el puesto de trabajo.

Pero ser Psicólogo es mucho más que estudiar Psicología. Para mí ser Psicólogo significa seguir formándome, adquirir mucha experiencia, saber adaptarme a cada persona y situación con la que trabaje, estar al día, evolucionar. Significa ser un profesional de la salud mental, una persona que acompaña a quien pide ayuda y que tiene las herramientas necesarias para prestarla. Aun así, es alguien vulnerable a los posibles problemas de salud mental, porque, ante todo, somos personas. Personas que tratan con personas, algo que no debemos olvidar nunca, pues hay situaciones que nunca vendrán especificadas en un libro.

Pienso que queda un largo camino por recorrer para la normalización de la Psicología. Lamentablemente, además, hay mucho intrusismo en la disciplina en los últimos años, y creo que es nuestro deber defenderla. Considero muy importante la labor de divulgación que realizan muchos psicólogos en ejercicio, y que tenemos en las redes sociales una gran herramienta que debemos aprovechar. Hoy he querido contribuir y aportar mi pequeño granito de arena. Lo hago desde el máximo respeto a la profesión y a mis compañeros, siendo consciente de que me queda mucho por aprender. No es fácil compaginar trabajo y estudio. Sentir falta de apoyo en tu entorno tampoco facilita las cosas. Reconozco que he estado a punto de tirar la toalla en alguna ocasión. Sin embargo, hoy ya no soy aquella adolescente vulnerable.

No sé si conseguiré alcanzar la meta, el objetivo final… pero desde luego, no me voy a quedar sin intentarlo. Paciencia, esfuerzo y voluntad son las claves para conseguir nuestros propósitos, y yo intento sacarles el máximo rendimiento.

, , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Cristina Romero

Estudiante de Psicología

Actualmente soy estudiante del último curso del grado de Psicología. Quiero continuar mi formación y adquirir experiencia para poder ejercer esta profesión en el futuro. Mi trayectoria profesional se ha desarrollado durante quince años en el ámbito de Administración de Empresas y Recursos Humanos, compaginándola durante los últimos años con mis estudios de Psicología. Tengo facilidad para el trabajo en equipo. Creo que el aprendizaje constante es esencial para el crecimiento y correcto desarrollo profesional. [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.