El lado oscuro de San Valentín

El lado oscuro de San Valentin

Relaciones de pareja

Mucho se habla del Día de San Valentín, ya sea para festejarlo u odiarlo cual Grinch del amor, pero poco se habla acerca del origen de esta empalagosa fecha. 

El origen de este día se remonta a la época de los romanos, aunque fue en el siglo XX que se “comercializó” como una tradición milenaria cuando en 1840 Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de enamorados, conocidas como «valentines», las cuales iban acompañadas con símbolos de corazones o de Cupido.

Sin embargo, algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían favores al dios y se brindaban regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.

Otros centran el origen de la historia de San Valentín en la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo también se prohibió el matrimonio entre los soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados, porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias.

¿Quién era San Valentín?

San Valentín era un sacerdote que ejercía en la Roma del siglo III. Gobernaba en ese entonces el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que este decreto era injusto y desafió al emperador celebrando en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. Cuando Claudio se enteró de este acto revolucionario pidió a su ejercito la cabeza del sacerdote. Una vez encarcelado San Valentín el emperador ordenó que lo martirizaran y ejecutaran un 14 de febrero del año 270. El cuerpo de San Valentín se conserva actualmente en la Basílica que lleva su nombre y que está situada en la ciudad italiana de Terni. Cada 14 de febrero se celebra en este templo un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren unirse en matrimonio al año siguiente.

El movimiento anti- San Valentín:

Están quienes no toleran ver el mundo teñido de rojo y lleno de corazones durante este día. Los Grinch del amor en general no comparten una visión del amor tan pomposa y comercial. Es que el día de San Valentín está tan saturado con imágenes y creencias acerca del amor ideal, que para el amor de la vida real resulta simplemente muy difícil dar en la talla. 

Así es que, gracias a las creencias de este “amor ideal” encontramos innumerables casos en que muchas mujeres rompen con su pareja porque estas últimas no cumplían con sus expectativas acerca del Día de San Valentín. Otros artículos revelan que uno de cada cuatro hombres se sienten obligados a gastar dinero en estas fechas para que su pareja no se enfade con ellos.

¿Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus? 

De acuerdo con la doctora Myriam Balbela, psicóloga especializada en la modificación de conducta, muchos de los “tropiezos” que se llevan las parejas en San Valentín se deben a las diferencias de comportamiento entre los géneros.

“Los hombres se rigen por las metas y las cosas a conseguir, mientras que las mujeres se guían por los procesos” afirmó la psicóloga. Esto a su vez causa que discrepemos en nuestros comportamientos y gustos.

Balbela asegura que muchos hombres descartan los festejos de San Valentín porque la “meta” de conquistar a su pareja ya se ha logrado. Aunque esto pueda ser percibido como indiferencia o falta de romanticismo por las mujeres, la doctora asegura que va de la mano con los patrones neuronales que orientan a los hombres.

Lo cierto es que, más allá de que se trate de una diferencia de géneros o no, el hecho de tener una imagen acerca del amor ideal en nuestras mentes hace que seamos más proclives a frustrarnos cuando nos chocamos con la bendita realidad. Como diría uno de los personajes de la película Valentine’s Day (del director Garry Marshall) “El día de San Valentín es un día de cabreos, decepción…”

, , , , ,

Compártenos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notify of

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Cynthia M. Córdoba

Licenciada en psicología, especializada en Psicología Clínica y Terapia Cognitiva Conductual. Redactora, supervisora de tratamientos y community manager exclusiva para psicólogos. Atención Online en diferentes lugares del mundo. Brinda tratamiento para adolescentes y adultos. Interesada en las terapias validadas empíricamente [...]