La locura en el amor y el desamor

los-amantes-de-rene-magritte-un-amargo-beso

Psicología Clínica, Social

Se dice que la locura es la ausencia de la razón, sin embargo también puede padecerse debido al exceso de la misma al cuestionar todo sin límites, dudando incluso hasta de lo que se duda. No obstante, lo que me concierne por ahora es la primera causa, la cual puede decirse que es la más común entre todos nosotros, cuyo desencadenamiento puede observarse en el amor y el desamor.

En el caso de la locura del amor, se refiere a ser capaces de dar hasta la vida por otro, debido a una ceguera idealizada que fomenta querer dar todo sin medida, incluso más de lo que se posee por tal de conservar a una persona, quien trae consigo una sensación de plenitud o completud imaginaria cuando se está cerca de ese ser amado y un confín de emociones encontradas, ambivalentes y enredadas de ansia, melancolía y desesperación al no estar cerca de ese ser. Dicho estado pasional de plenitud impulsa a dejar en última instancia a la persona que ama (el que da el amor), pues éste ya no ve más en sí mismo, sólo ve , piensa y actúa para ese otro, encontrándose en una fantasía en la que busca unirse por completo a la persona amada, afirmando que al dar absolutamente todo de sí, logrará conseguir la felicidad absoluta, ignorando que al dar todo, se queda sin nada y que esa unión perfecta que tanto idealiza, no es posible como tal.

Darlo todo implica que ya no queda más que ofrecer por parte de quien invierte (es por ello que esa completud es imaginaria), porque en una unión de ese tipo una de las dos partes terminará siendo desplazada, provocando así una despersonalización, pues al dar todo ya no queda nada, al pensar y ser para otro, tiene como consecuencia que quien invierte desaparece automáticamente, por el simple hecho de no ver más en él o ella misma… es entonces que toda esta inversión si no es valorada por ese otro tan idealizado tal cual y como lo desea el emisor (lo cual es imposible, pues el pensamiento o la fantasía siempre difiere de la “realidad”), puede traer consigo otro tipo de locura; La LOCURA DEL DESAMOR, la cual se describe como un alto grado de desesperación por no estar muerto a causa de una decepción amorosa aparentemente causada por ese otro, pero que en realidad el sufriente fue quien lo permitió al invertirlo todo… en esta locura hay dos caminos: se intenta recuperar deliberadamente lo perdido, subyugándose aún más a la persona amada o cegado por el rencor, el sufriente busca la muerte poco a poco dañando su propio cuerpo y a la persona que tanto ama, pues ese que lo entregó todo, se encuentra decepcionado porque ese otro no respondió como él/ella lo idealizaba en su realidad subjetiva (propia de cada persona)… así mismo se podría decir algo más… “en el amor existe una constante ilusión por descubrir, y es ese deseo por descubrir y conocer lo que impulsa a que se logre el amor, pero paradójicamente en la mayoría de los casos, el amor acaba cuando el que ama descubre que ese ser amado no es como se imaginaba, pues el que ama se ocupó por crear una fantasía acerca de ese otro, en vez de ocuparse por conocer realmente a ese ser amado.

*La foto de portada representa el óleo sobre lienzo: “Los amantes” (1928) de René Magritte

, , , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Sedmiel Azgad Durón

Licenciado en Psicología

Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Aguascalientes (México). Respecto a mi trayectoria profesional, en mi área de trabajo, puedo decir que aunque egresé apenas hace un año de la carrera, durante trayectoria en la universidad, tuve la oportunidad de conocer y trabajar en clínica con todas las áreas de desarrollo ( bebés, niños, adolescentes, adultos y senectud). Cabe mencionar que también he tenido la oportunidad de trabajar con pacientes psiquiátricos, con mujeres privadas de la libertad en el CERESO (Centro de Reinserción Social) femenil y actualmente, laboro como profesor de educación especial. [...]

Comparte tu opinión