Rimas en psicoanálisis | Elegías

rimas-elegia

Poesía

Por primera vez en esta función de rimas y poesía se nos presenta Sebastian Saravia con una rima bien singular, Rimas en psicoanálisis. En el otro poema que presentamos este domingo la cubana Mirta Aguirre nos brinda una de sus Elegías

 

Rimas en psicoanálisis

(Metele flow)

Un tal Lacan…
Un tal Lacan habló de goce
De goce como algo serio y no como mera pose
Y habrá que laburar, análisis mediante,
Que al sujeto lo destroce…

Y cuando todos se echan a la panza
El tipo, al final de su enseñanza, nos dio esperanza
Dijo: Que todo va de nuevo
Y arrancó con Borromeo…

¿Y antes?
Y antes estaba Freud…
El que nos avisó de la pulsión
De eso que no sólo es intención
Sino tensión, emoción, construcción
Y hasta a veces destrucción…

Y para terminar…
La pulsión se pone a jugar
Y algo está en juego, y va de nuevo, otra vez
Al derecho y al revés
No sabemos cómo es, pero tenemos el punto
Que el jugar con peques habilita un nuevo mundo…

Seguilas vos

(Efectos de WOS en psicoanálisis)

Por: Sebastian Saravia

 

Mirta Aguirre
Elegías
Yo me acostumbro, amor, yo me acostumbro.
Yo me acostumbro a estar sin ti. ¿Lo entiendes?
Quiere decir, amor, que no amanece;
quiere decir que aprendo a abrir los ojos sin tu beso.
Quiere decir que olvido, amor, que yo te olvido.
Como un morirse lento, implacable, a pedazos,
yo me acostumbro, amor, yo me acostumbro.
Y acostumbrarse es una cosa oscura,
es una cosa eterna, sin caminos,
como un caer caer en el vacío.
Yo me acostumbro, amor, yo me acostumbro.
Y un día y otro pasan.
Y un día triste no es día sino un cortejo inmenso.
Y dos días de tristeza ya no pueden decirse.
Y acostumbrarse es una palabra irremediable
que ojalá nunca sepas.
Una criatura tiene su tamaño,
tiene su borde estrecho, su medida.
Y ha de haber para todos la tremenda alegría,
esa infinita dicha que es un derecho humano.
Ser feliz, amor mío, es como el aire, el agua,
algo para la vida.
Yo me acostumbro, amor, yo me acostumbro.
Lejos, tu mano corta el pan para otra boca.
Lejos, suenan tus pasos y como yo sé que suenan.
Lejos, amor, muy lejos.
Y allí, donde mi angustia está sin ecos,
tú sonríes, tú eres,
y no sabes, amor, con cuánta sangre,
con qué amarga paciencia,
con cuánta fuerza para ahogar, yo olvido,
yo deshago mi sueño
y me acostumbro, amor, y me acostumbro.
Por: Mirta Aguirre

, , , , ,

Compártenos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notify of

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Sebastian Saravia

Licenciado en Psicología

Licenciado en Psicología por la Universidad de Morón (2015) Posgrado en Clínica psicoanalítica en Niñez y Adolescencia en Centro Dos (2016 - 2017) Docente en Universidad de Morón en la materia Psicología Institucional Ejerzo mi práctica como psicólogo en la Subsecretaría de Salud Mental y Adicciones de Merlo, en consultorio particular en Ramos Mejía y en Centros de terapias Integrante de grupos de estudio y supervisión Co-fundador de teRSerIdad (un espacio de encuentro psi) [...]