Me voy a hacer la revolución | Autoepitafio

me-voy

Poesía

Se estrenan dos poetas en nuestro blog. Desde Argentina nos llega Romina con, Me voy a hacer la revolución y desde Cuba Reinaldo Arenas nos presenta, Autoepitafio. 
Me voy a hacer la revolución
Me voy a hacer la revolución
me dijiste al odio.
Y esa frase tan ¿trillada?
Bastó para encender en mi
una multiplicidad de sensaciones.
Inmediatamente florecieron
tratando de escapar.
Si hasta tuve que cerrar los ojos
Porque mi mirada no podía esconderlas más.
Temí que pudieras ver
todo lo que despertabas en ese instante.
Así que no respondí,
permanecí inmutable y me alejé.
“Me voy a hacer la revolución”.
Congeniaban en ese instante tus convicciones junto a las mías.
Esa peculiar mirada sobre la vida
que nos fusionaba,
más que un abrazo.
Sin embargo,
me congelé
quietita en mi lugar,
mientras te miraba,
alejándote,
alejándome.
Por: Romina Dichiera
Reinaldo Arenas

Autoepitafio

Mal poeta enamorado de la luna,
no tuvo más fortuna que el espanto;
y fue suficiente pues como no era un santo
sabía que la vida es riesgo o abstinencia,
que toda gran ambición es gran demencia
y que el más sordido horror tiene su encanto.
Vivió para vivir que es ver la muerte
como algo cotidiano a la que apostamos
un cuerpo espléndido o toda nuestra suerte.
Supo que lo mejor es aquello que dejamos
-precisamente porque nos marchamos-.
Todo lo cotidiano resulta aborrecible,
sólo hay un lugar para vivir, el imposible.
Conoció la prisión, el ostracismo,
el exilio, las múltiples ofensas
típicas de la vileza humana;
pero siempre lo escoltí cierto estoicismo
que le ayudó a caminar por cuerdas tensas
o a disfrutar del esplendor de la mañana.
Y cuando ya se bamboleaba surgía una ventana
por la cual se lanzaba al infinito.
No quiso ceremonia, discurso, duelo o grito,
ni un túmulo de arena donde reposase el esqueleto
(ni después de muerto quiso vivir quieto).
Ordenó que sus cenizas fueran lanzadas al mar
donde habrán de fluir constantemente.
No ha perdido la costumbre de soñar:
espera que en sus aguas se zambulla algún adolescente.
Por: Reinaldo Arenas

, , , , , ,

Compártenos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notify of

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Romina Noelia Dichiera

Licenciada en Psicología

Psicoanalista de niños, adolescentes y adultos. Co-fundadora y coordinadora de Ludere, equipo interdisciplinario, dedicado al tratamiento de niños y adolescentes con patologías graves del desarrollo. [...]

Ultimas publicaciones de Romina Noelia Dichiera   [Ver todas...]

- De encuentros y Des-encuentros - 3 octubre, 2019