Melancholia, Lars von Trier y la destitución subjetiva lacaniana

melancolia

Arte Y Mente

Melancholia es el título de uno de los filmes del director danés Lars von Trier (2011). Esta forma parte de su trilogía de la depresión. Melancholia es la historia de 2 hermanas, Justine y Claire, dos hermanas muy distintas una de la otra, pero enfrentadas a una inevitable realidad: su condición de mortales.

img-1

La película inicia con la boda de Justine, ambiente onírico, sublime e ideal…para luego sumergirse en un agujero, una caída y atravesamiento de la fantasía: el matrimonio dura mucho menos que su celebración. En modo decrescendo la película permite mostrar e ilustra magistral y poéticamente el proceso llamado por Lacan de destitución subjetiva, se debe recordar que esta es el momento en que:

“tenemos que renunciar al tesoro secreto en nosotros mismos, al ágalma […] todas esas cosas tan queridas del personalismo; tenemos que experimentar la conversión de ese tesoro” (Žižek, 2003, p.251).

Es decir, la destitución subjetiva es la experiencia mediante la cual el sujeto atravesaría el fantasma, aceptando la existencia de la nada que subyace a sí mismo y le hace ser eso que él es (falta en ser), renunciando a la ilusión de un yo sustancial e inmutable. O lo que es lo mismo: el sujeto pone fin a la espera que constantemente lo detiene de poder acceder a lo que realmente desea, en la medida que ha experimentado/aceptado tal vacuidad de su ser, el sujeto se sabe a sí mismo finito y mortal, se produce la conversión de perseguir un ideal a más bien aceptar las contingencias de la vida, relacionándose distinto con lo que antes se le presentaba como fracaso o tropiezo.

Justine permite ilustrar dicha lógica de la destitución, desde el pasaje de lo que se le presentaba como ideal y fantasioso, a la plena alegría de la contingencia y el disfrute de los pequeños placeres.

La película es importante en muchos aspectos, pero principalmente porque muestra paso por paso que la destitución subjetiva no es algo que se realice ligeramente, sin obstáculos, sino que más bien supone un esfuerzo por parte del sujeto, este se resiste, al precio de su angustia, a la aceptación de su condición finita.

img-5

Esta es la cuestión central del filme; pues justo después que Justine descrea en su matrimonio y lo finalice la misma noche de su celebración, posteriormente se sumerge en un mundo de tinieblas, angustia, melancolía…

Eric Laurent propone que

“no hay otro saber que el saber de la búsqueda, de un siempre por decir que no se agota en la dicho” (parafraseado por Miller, 2010 p.94).

Con lo cual, ¿no es acaso justamente a tal enunciado de Laurent, ya no como enunciado, sino desde el orden de la experiencia, lo que provoca y causa dicho hundimiento de Justine, luego de haber renunciado al mundo de la fantasía ingenua? Es decir, ¿no experimenta acaso Justine la descompletud misma del lenguaje, la imposibilidad inherente a poder significar lo que ella es, la negatividad misma de su subjetividad?

img-3

Desde la renuncia a la potencia fálica, el horizonte del ideal del yo, hasta la más cálida ligereza de los placeres que le provoca saber que la meta está ya realizada; en este sentido se comparte la postura de Žižek en relación con el filme; pues más que proponer un pesimismo desbocado (pues Melancholia es el nombre de un planeta que se dirige hacia la Tierra para impactarlo), la película y la metamorfosis de Justine suponen una salida optimista, un “…a pesar de”.

A pesar de que se es finito/mortal, la ética de la actividad es la respuesta. Al no haber otra cosa más que la nada detrás de toda fantasía, el sujeto puede ahora creer fielmente en la fantasía, más firmemente pues ahora sabe que hay-nada detrás, ya no cegándose pensando en lo que se escondería detrás, sino más bien dejándose engañar, sabiendo que lo que la fantasía esconde no existe.

Este último aspecto de la destitución subjetiva es magistralmente mostrado en la película, pues, el planeta que amenaza con impactar la Tierra (Melancholia) se acerca cada vez más, en una danza de la muerte coquetea con impactarla; Claire (la hermana de Justine) se angustia pavorosamente pues sabe que va a morir, se desespera y no sabe a dónde dirigirse porque Melancholia está más cerca; ella y su hijo se encuentran en un callejón sin salida. Justine por su parte se encuentra serena, estoica y les propone a los dos (a pesar de…) crear una cueva con unos débiles palitos y meterse dentro de ella para enfrentar a (la) Melancholia

img-2

Referencias bibliográficas

Miller, J.A. (2010). Conferencias Porteñas. Tomo III. (Compilación y edición de Silvia Elena Tendlarz). Buenos Aires: Paidós.

Žižek, S. (2003). Las metástasis del goce: Seis ensayos sobre la mujer y la causalidad. (Trad. Patricia Willson). Buenos Aires: Paidós.

Trailer

, , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.