Los Otros que hacen la vida: Rita Acevedo, Licenciada en Enfermería. Maternidad Meissner

Los Otros que hacen la vida Rita Acevedo

Historias

Hoy entreviste a Rita, nacida en Lima Perú, como lo muestra su piel y su figura, de 58 años, nació allá por el año 1959.

Oriunda de Lima, se crió con su padre y sus hermanos, habla con mucho cariño y nostalgia de esa crianza de padre albañil y madre ama de casa, en una época en donde se estudiaba solo el primario y se aprendía mucho de eso. Habla de su papá como alguien honesto, trabajador, cuidador de su casa y su trabajo y querido por las demás personas.

Nos dice de su rol como hermana mayor de 5, debía ser siempre muy correcta, a cargo de sus hermanos y colaboradora de su mamá de quien también habla con afecto, de alguien que los cuidaba, les hacia la ropa, no había luz y se iluminaban con mecheros. “había que dormirse temprano”.

En Perú terminó el secundario a los 16 años a los 18 ya era enfermera, allí quedó embarazada, ¡encima de mellizos!, “mi papá me quería comer viva”, me tuve que casar, joven a los 18 años.

Tuvo 5 hijos, su marido era alguien difícil, muy machista, en el 2001 se fue a vivir a España, porque su marido era sobrino del presidente de Guinea Ecuatorial. En España vivió 4 años y ejercía su profesión de enfermera.

Tomó contacto después con la familia del ex marido, presidente de Guinea Ecuatorial, así que allí fue con su familia a trabajar como enfermera, ahí la Salud es pública y ella llegó a ser la directora del hospital haciendo medicina comunitaria. Guinea es una sociedad muy machista, al hombre se le permite tener varias mujeres, porque ahí las riquezas son los hijos, las mujeres lo aceptan como normal porque así es la cultura y se encarga de la crianza de sus hijos.

Allí estuvo hasta que se enteró que sus padres en Perú estaban mal, enfermos,  y quiso viajar a verlos, fue cuando su marido le dijo que no podía viajar, salvo divorciada, y ella le dijo: sin ningún problema, no iba a dejar de lado a su familia (hablando de sus papás, ellos dieron todo por mí, yo tenía que hacer algo por ellos, “me moría de la angustia”).

Fue una lucha larga, transcurría el año 2009. Tuvo que pedir acilo en la embajada de España para poder irse, y ellos contactarlo con el cónsul de Perú quien pagó los pasajes para que ella y sus hijos pudieran viajar. Su marido hizo lo imposible para que no pudiera viajar y le fue muy difícil hacerlo, le hizo sacar los pasaportes, y la embajada de España tuvo que otorgarle un salvoconducto para poder viajar, el marido era maltratador psicológico y físico, procedente de su machismo cultural.

De vuelta en Perú se ocupó de sus padres, que gracias a Dios mejoraron e hizo terminar el secundario a sus hijos. Como ya no tenía el trabajo de enfermera que había dejado para irse con su esposo a España, a los que había renunciado tuvo que trabajar en casas de familia y cocinando comidas regionales peruanas y vendiéndolas en la calle.

Para ese entonces ya tenía un hijo viviendo en Argentina, y viendo el esfuerzo que hacia su mamá allá en Perú, le pago los pasajes para que viniera a trabajar a Argentina, como no tenia D.N.I. no podía ejercer enfermería, así que trabajó en casa de familia cama adentro, con gente adinerada de Capital Federal en Buenos Aires, no le permitían salir, ni cuando sus hijos estaban enfermos, ella tenía que cuidar a los hijos de los patrones cuando se enfermaban pero no podía salir a cuidar a los suyos enfermos, uno de los hijos hizo un debut convulsivo y ahí renuncio a este trabajo, se contacto con gente de la Municipalidad de Pilar, y la ayudaron (aun no conociéndola), la esposa del Intendente de turno, le dio trabajo en la Municipalidad, pero como asistente, porque como no tenía el D.N.I. argentino no podía ejercer enfermería.

Finalmente se decidió y empezó enfermería de nuevo, acá en Pilar hizo 3 años de enfermería profesional y luego 2 años más de la licenciatura, desde ahí trabaja en la Maternidad Meissner de Pilar como enfermera de Neonatología.

Hoy Rita sigue siendo la mujer luchadora que refleja, hace poco le ofrecieron el cargo de jefa de enfermería de la Maternidad, cargo que ocupa a la fecha.

Hablar de Rita, es hablar de la Mujer trabajadora y cuidadora de sus hijos, respetuosa de sus progenitores y sus orígenes, de hacer honor y reconocimiento a la lucha continua, a la autonomía que logró no dependiendo de un hombre en medio de muchos países muy machistas, incluyendo el nuestro. El respeto a la familia de origen, el respeto a sus compañeros de trabajo y dedicación a los compromisos asumidos, sin importar cual fuera.

, , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Hugo Rizzo

Especialista en Medicina Familiar. Médico asociado al servicio de Neonatología. Maternidad Meisner. Diplomatura en auditoria médica y garantía de calidad de la atención de la salud, Universidad de Favarolo – Argentina [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.