El diseño de una mente artística

mente-artistica

Historias

Parafraseamos en una sintonía inédita de profundización. Nos podríamos detener a pensar en que el mundo ha terminado. Es el fin. Hemos estado aquí antes, no lo he dicho yo, aunque lo he llegado pensar; sería inútil de mi parte creer que la reencarnación existe, pues estaría afirmando la existencia de un Dios. Implica, a mis pensamientos o religión de la cual se ha ausentado en los últimos días debido a que el ser necesita de un impulso paradójico, no legendario, un impulso maníaco que defienda el nacimiento, o por el contrario nos haga sentir un feto sin uso de sus facultades mentales, una madera en forma de cruz atada a un ligamento que no tiene fin, es en la memoria una familia llena de esperanza.

Procreamos un narcisismo a costa de un “necesito’’, convirtiendo la mente en el ser supremo. Nos llenaríamos al pensar que una existencia sin mérito se guía del instinto del que estamos inconscientes de querer reforzar, porque el diseño de la mente artística está supuesto, no moldeado, ni creado, aunque teóricamente hablando comparado a un puzle que va formando al encontrar una pieza tras otra, finita. El derroche de crear una moralidad que ha perdido el respeto elemental, transversal, la totalidad de un honor irreparable, es consistente a una fiel crítica, de que la mente artística en todo su esplendor está o ha sido un aborto dentro de cien mil millones de nacimientos únicos. La renuncia irreparable de un salto irremediable.

mente artistica

He nacido para pensar, he sido un ser inteligente, llegando a suponer que mi existencia está creada para convertir un daño colateral en arte, de manera que renuncio, esta noche renuncio a toda creencia que me impida conocer las verdades oscuras, dañinas, preciosas del universo del cual formo parte desde que empiezo a pensar no creer o suponer trivialidades, aunque dentro de mí exista dificultad para expresar o sentir, acepto que estoy aquí para realizar un escrito que realce una mente que está dispuesta al mismo fin que encontré hoy: la comprensión.

El ser, la mente, la emoción, el cuerpo, se ha subyugado de un grupo que naturalmente no entendería, me extrañaría decir que mi frustración ha estado en desvariación por lo que ha encontrado un número inexistente de dudas del diseño de una mente superpuesta al conocimiento ingenioso y creativo. El método han sido vivencias carentes de emoción que he de perpetuar como arte. Si me propongo como mente he de renunciar a un ser, si me propongo como ser he de renunciar como mente, en cambio sí he de llenarme habría que renunciar a toda oscuridad interna que el cuerpo ha creado para una visión paralela de una situación: el nacimiento. Un, “estamos aquí’’ que logra confundir toda teoría ‘’humana’’.

Sobreponer la comprensión a toda costa para obtener una verdad, sería un fin total. El diseño de la mente artística no implica una verdad absoluta sino una total aceptación de los hechos verídicos en toda su contemplación de creación, formación, o bien deconstrucción a un resultado que buscamos entender.

”Todo pasa por la palabra…”, he de añadir: Defino el inconsciente como un mundo de ideas desconocidas que habríamos de descubrir conforme la bilateralidad de los hechos para una existencia humana aún oscura.

, , , , , , , , ,

Compártenos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notify of

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Isela Hernández

Licenciada en Derecho

Escritora y licenciada en derecho por la Facultad de Derecho UAdeC, Torreón Coahuila [...]