Mimetismo

Mimetismo

Historias

Hace mucho que no escribo. Creo que hace tiempo. Esta vez vengo batiendo récords. No han sido dias fáciles. Pero me distrae pensar en esta palabra MIMETISMO.

Pienso en MIMETISMO como esto de ser o pretender ser quien no se es. Me trajeron esta imagen mis mascotas.

Chimuelo es mi perro, lo tengo hace más de tres años, perro noble y fiel. Chimuelo es alguien que me encontró a mi diría yo. Iba un día cualquiera y corría para hacer algo de ejercicio, el vivía en la calle y viéndome trotar un poco comenzó a seguirme. Lo hizo por cuadras. Llegó hasta la puerta de casa y se quedó conmigo.

El otro protagonista es está caballo Tornado. Lo tengo hace algo más de un mes, potrillo de nueve meses.

El dilema en cuestión es que desde la llegada de Tornado, Chimuelo no la pasa muy bien, le tiene muchos celos. Terribles celos que lo hacen llorar y angustiarse cada vez que me ve cerca del caballo. Tal es la manera de angustarse que si me ve acercarme, se acerca ladrando alrededor, prefiere tomar agua donde bebe el caballo. Lo raro y lo curioso de esto fueron estos últimos días, Chimuelo empezó a comer pasto al lado de Tornado y dejó su manera de orinar (de costado y con una pierna en alto) para hacerlo como el caballo, inclinado hacia adelante. Es muy gracioso verlo pastar y orinar estoa días al lado del caballo, simulando parecérsele.

Mimetizarse con lo que es el otro para lograr lo mismo que el otro logra. Renunciando a su esencia de ser quien se es en realidad.

Cuántas veces en la vida hacemos lo mismo y renunciamos a nosotros mismo por parecernos a lo que pretendemos y no somos.

Chimuelo es amado por lo que el es. Nunca podrá ser Tornado.

Copie de Wikipedia la definición de mimetismo y dice así.

El mimetismo es una habilidad que ciertos seres vivos poseen para asemejarse a otros organismos (con los que no guarda relación) y a su propio entorno para obtener alguna ventaja funcional.

El objetivo del mimetismo es engañar a los sentidos de los otros animales que conviven en el mismo hábitat, induciendo en ellos una determinada conducta. Los casos más conocidos afectan a la percepción visual, pero también hay ejemplos de mimetismo auditivo, olfativo o táctil.

Probablemente el ejemplo más popular es el del camaleón, cuyos colores de la piel cambian según el entorno donde se desplace.

Me pregunto cuantas veces termino mimetizándome con el entorno, renunciando ser quien realmente soy pagando el costo que conlleva con ello.

, , , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Hugo Rizzo

Especialista en Medicina Familiar. Médico asociado al servicio de Neonatología. Maternidad Meisner. Diplomatura en auditoria médica y garantía de calidad de la atención de la salud, Universidad de Favarolo – Argentina [...]

Comparte tu opinión