Punto de fuga

punto-de-fuja

Arte Y Mente

Ella está siempre dispuesta a fugarse.

Tan móvil, hecha partículas como el agua. Muchas partículas que cambian, que no son las mismas segundo a segundo y sin embargo siempre dan la imagen del agua. Ellas cambian y uno ve lo mismo.

Ella supo que ese verbo era suyo.

Fugarse.

Pero no es una fugada, es móvil, dispuesta a la fuga.

En dirección de fuga arma la perspectiva de su vida.

Entendió que hay gente que se queda, que no se fuga nunca, que no tiene perspectiva.

Nunca se distancian de si mismas. Se saben iguales a si mismas. Solo se desarman cuando alguna catástrofe venida de una vida que nunca es la de ellos, los despierta.

Ella supo que su vida no era así.

Tampoco supo cómo era, pero así no. Porque le cuesta conjugar el verbo ser.

Ella mas bien va haciendo, haciendo con lo que lee de sí, cada vez, intentando ser fiel a la contingencia.

Pensó tal vez que sería un camaleón, que cambia de color todo el tiempo y un poco se asustó.

De no poder definirse se asustó.

¿Y por qué habría que poder definirse? Se preguntó, si nunca se sintió definitiva.

Ella se dijo finita, se vive finita casi siempre.

A veces la vida la atrapa en infinitivo. Es fuga, se dijo.

Y se volvió a sorprender de que cada vez es mas partícula.

Intenta salir del universal que la apresa en su fantasma.

Particular, se dijo. Ella es una mujer particular.

Lo único que siente absolutamente propio es su nombre.

Su nombre es propio.

A veces lo pierde también.

A veces sin nombre propio

, , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Gaby Pedrotti

Licenciada en Psicología

Psicoanalista. Miembro de la Escuela Freudiana de Buenos Aires. Imparte seminarios en nombre propio. Escribe poesía y prosa poética. Autora del libro “Conjugadas” [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.