Gustavo Torroella González-Mora: exponente de la orientación vocacional cubana

Dr. GustavoTorroella González-Mora | Fiel exponente de la Psicología cubana

Nombres de la Psicología

“Y me hice maestro, que es hacerme creador”
José Martí

Deber ineludible y deuda de gratitud se ha vuelto la realización de este escrito honorífico al Dr. Gustavo Torroella González-Mora (1918-2006). Para los privilegiados que de alguna manera mantuvimos contacto en el ámbito profesional como afectivo-espiritual, honrar la obra de quien fuera pionero de la orientación vocacional en la mayor isla de las Antillas constituye un lujo.

Dr. en Filosofía y Letras por la Universidad de La Habana, el profesor Torroella González-Mora también obtuvo el grado académico de Máster en Orientación Vocacional en una universidad norteamericana, y cursó varios posgrados en centros estadounidenses de educación superior.

Durante el periodo entre 1942-1961 se desempeñó como profesor de Psicología en el Instituto de Segunda Enseñanza del Vedado, y luego, en la Universidad Católica de Villanueva (1950-58), así como en la Universidad de La Habana (1947-1969).
En nuestra querida Alma Mater (Universidad de La Habana) fue uno de los fundadores de la antigua Escuela —hoy Facultad— de Psicología, creada al calor de la Ley de Reforma Universitaria, promulgada en 1962 por el naciente Gobierno Cubano.

Fungió como asesor de la presidencia de la Academia de Ciencias de Cuba. Su labor docente se extendió a la educación de posgrado tanto en la Universidad de Ciencias Pedagógicas de La Habana Enrique José Varona (1980-1995), como en el Instituto Pedagógico Latinoamericano y del Caribe (1995-2006), donde laboró hasta el final de su existencia terrenal.

En la antigua Consulta Externa del Hospital Psiquiátrico de La Habana, dictó un ciclo de conferencias sobre el estado actual de las pruebas psicológicas en los países socialistas, los cuales visitara en la década de los sesenta del pasado siglo. Valiosísimo material crítico publicado por iniciativa de los doctores Eduardo Bernabé Ordaz (1921-2006) y Edmundo A. Gutiérrez Agramonte (1918-2003), director y editor, respectivamente, de la emblemática institución.

El nivel conceptual y teórico-metodológico de las conferencias impartidas por el profesor Torroella focalizó la atención de psicólogos y psiquiatras interesados en conocer el desarrollo de la Testología en las naciones que integraban el extinto bloque socialista este europeo.

El Dr. Torroella desarrolló 32 líneas de investigación en las más disímiles ramas de la ciencia psicológica. Por otra parte, participó en infinidad de eventos científicos, nacionales e internacionales, donde representó dignamente a la tierra que amó con todas las fuerzas de su ser, y a la que jamás abandonó, porque interiorizó e incorporó a su estilo de afrontamiento el aforismo martiano que reza así:

Nuestra tierra tiene su color y poesía, y nada ayuda tanto a la libertad como el conocimiento de que se es [buena] persona […], con raíces [profundas] en el país en que se vive […]

El profesor Torroella recibió, entre otras, las distinciones Frank País, Rafael María de Mendive y Treinta Años de la Academia de Ciencias de Cuba. La Junta de Gobierno de la Sociedad Cubana de Psicología (SCP) se honró designándolo Presidente de Honor de ese gremio profesional.

Fue, además, Miembro de Honor de la Asociación Mexicana de Profesionales de la Orientación, Miembro de Honor de la Sociedad de Pedagogos de Cuba (APC) y el representante de Cuba en la Sociedad Interamericana de Psicología.

Ejerció el periodismo científico e hizo notables aportes a la literatura especializada. Escribió 235 artículos, que vieron la luz en publicaciones periódicas cubanas y foráneas, así como 7 libros de texto y algunos inéditos, que están pendientes de edición.

Para él, la psicología era «un manantial de agua pura y cristalina que calma la sed del intelecto y acaricia el alma de quien la ejerce y la percibe como fuente nutricia de ética, humanismo y espiritualidad».

Quizás la última vez que se le vio en público fue el 13 de abril del 2005 (Día de la Psicología Cubana), en el homenaje que se le tributó en el Aula Magna de la bicentenaria Universidad de La Habana, donde duermen el sueño eterno las sagradas cenizas del venerable padre Félix Varela (1788-1853), una de las piedras fundacionales de la psicología insular.

En ese acto solemne, se destacó su medular aporte al desarrollo de la psicología cubana y latinoamericana y cuánto la había prestigiado con su recto ejercicio, que lo convirtiera no solo en un eminente psicólogo y pedagogo, sino también en una excelente persona, el escalón más elevado al que puede y debe aspirar el homo sapiens.

El también escritor y periodista sustentaba sólidas concepciones ético-humanistas acerca de la educación para la vida, y, además, destacaba la inestimable contribución de la Psicología —como ciencia y profesión— al desarrollo del crecimiento intelectual, humano y espiritual del soberano de la creación.

El Dr. Gustavo Torroella González-Mora tejió su rica leyenda profesional y personal con amor, pasión y entrega total. Por lo tanto, vivirá por siempre y para siempre en la memoria poética de sus seres queridos, colegas, amigos y discípulos.

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Jesús Dueñas

Doctor en Pedagogía

Maestro Normalista y Doctor en Pedagogía. Profesor de Metodología de la Investigación. Dedicado a la docencia médica de pre y posgrado, así como a la enseñanza del Psicodiagnóstico Rorschach y a la investigación clínica con apoyo en los hallazgos de ese método de investigación de la personalidad, científica y artísticamente diseñado por el genial psiquiatra suizo Hermann Rorschach. Es Socio Honorario de la Scuola Romana Rorschach y miembro fundador de la Sociedad Cubana de Rorschach, miembro de la Asociación Internacional de Psicogeriatría, con sede en Illionis, Estados Unidos, miembro ttitular de la Sociedad Cubana de Psicología de la Salud y numerario de la Sociedad Cubana de Psicología y de la Asociación de Pedagogos de Cuba. Dedicado a la crítica artístico-literaria y el periodismo cultural en varios medios nacionales de prensa. Es miembro del Consejo Internacional de la Danza (CID-UNESCO), de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y de la Comisión de Prensa de la Asociación Cubana de Naciones Unidas. Autor de los libros "La danza vista por un psicólogo" y "La danza vista por un crítico teatral". [...]

Comparte tu opinión