5 claves que te ayudarán en tu crecimiento laboral

desempeno-laboral

Social

Contar con ser independientes laboralmente en algún momento de nuestras carreras, siempre puede ser un proyecto pendiente. En relación a ello, temores o incertidumbres, limitan posiblemente nuestra salida al mundo de la independencia laboral, a lo cual se suman estereotipos de diferente índole: género, edad, condición social, etc. Superar muchas veces estos estereotipos supone acompañar este proceso con un fortalecimiento de nuestras emociones, en tanto afrontar pautas esperables socialmente, conduce a redefinir y crear un nuevo espacio de ejercicio laboral diferente al que ya encontramos. Mucho podemos mencionar el factor motivacional como clave en este proceso de cambio, pero en el articulo de hoy, definiré pautas que en mi trayectoria en el ámbito de la consultoría laboral fui identificando como claves para materializar aquello que la motivación nos dice que podríamos hacer.

Por ello, si realmente quieres identificar nuevas vías de acción en tu carrera, a continuación te propongo 5 pautas fundamentales para concretar con éxito una pequeña pero poderosa “revolución” en tu modo de trabajo.

Identificar aquello que no es de mi agrado en el ejercicio profesional cotidiano:

Aquí enfócate en aquello que haga de tu actividad laboral, del día a día en tus propias tareas, un motivo de desgano, desmotivación o falta de interés real en lo que haces.

Preguntas que puedes hacerte:

– ¿Es esta tarea  realmente agradable para mi? es realmente un proceso de trabajo desafiante en lo que respecta a mis líneas de acción?

– Aquello que no me agrada, ¿es de índole material, personal, de terceros (contexto) o todas ellas? Siempre prioriza aquella principal fuente de insatisfacción.

– ¿Es metodológico el factor posible de cambio, es afectivo, es material (herramientas) lo que debería renovar?

Por ello, identificar aquello posible de reinventar es regresar la mirada a uno mismo en el rol laboral, asociado a estereotipos que quizás te observas cumpliendo pero que no revisten mayor relevancia e agrado diario en tu función.

Definir posibles líneas de cambio:

Será propicio bajarlas al papel: sí, escribir cada una que se te ocurra detalladamente. Con ello, verás dos cosas: si tienes ideas claras de posibles acciones o si en aquello que detallas, son mayores componentes emocionales los que movilizan tu cambio, por ejemplo: desmotivación, descontento con los ingresos que generas, soledad en el puesto y falta de comunicación con otros actores laborales, insatisfacción por el desarrollo de tu carrera, entre otros posibles más.

Las líneas de acción posibles te dirán de qué índole será el cambio que debas hacer. Recuerda: son válidas, en tanto ya sean metodológicas o afectivas, hoy resulten fuente de insatisfacción y limitan el potencial laboral con el cual quisieras hacer hoy tu trabajo.

La línea de acción viable, será aquella que más defina o se aproxime a lo que en un inicio te movilizó a decirte “esto no va más” “algo tengo que hacer”.eee La línea de acción será aquella que perpetúe tu movimiento hacia aquello que SI es motivador y satisfactorio de hacer con tu trabajo y carrera.

Crear o encontrar herramientas nuevas:

Ya lo dijo Einstein “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Entonces es momento de encontrar herramientas distintas a las habituales y con ello también me refiero a redefinir otras estrategias de acción, que encuadren principalmente la línea de cambio que definiste previamente.

Existe hoy en día, muchas herramientas digitales, aplicaciones móviles o en línea (pagas o gratuitas) que agilizan mucho los cambios de tipo metodológico. Es por ello conveniente que sea  otro los factores claves (pero que complementen a tu área metodológica) tus emociones: si, lo que vivencias, experimentas en todo este proceso de renovación y aquello que te mueve desde tus afectos a materializar cambios, muchas veces contra vientos y estereotipos.

Desarrollar otro sistema de trabajo:

No te desgastes pensando en que esto es inventar la rueda, es simplemente tener puntos claves.
Tu cambio enmarcado en un sistema de trabajo debería incluir: que responda a tus necesidades como profesional en busca de crecimiento y cambio, pero que sobre todo responda a nuevas necesidades en el público de tu servicio que no era contemplado con sistemas ya preestablecidos, o estereotipados.

Para ello, podrás considerar:

Ámbitos de trabajo, tiempo de duración, fracción de tu servicio (sesiones, etapas, áreas, etc.) recursos a utilizar (digital, audiovisual, etc.) estructura de tu propia metodología de trabajo, forma de pago de honorarios.

Comunicar, comunicar, comunicar:

Por último no es el menos importante. Si no comunicas, no llegas a quien necesitas lo que tienes. Si no comunicas y explicas aquello que ofreces, dejas a libre interpretación lo que haces, lo que puede generarte muchas desilusiones o confusiones con potenciales clientes o pacientes.

Comunicar desde la posición de que otro desconoce esta nueva propuesta y seguramente llena de dudas su cabeza antes de optar o no por lo que ofreces. Ser claro, utilizando lenguaje coloquial, brindando ejemplos, acompañado de gráficos o esquemas que siempre brinden mas certeza, son factores que potenciaran la llegada de personas ávidas de lo que tienes para ofrecer.

Aquí será la etapa crucial para sobrellevar posibles estereotipos o pautas sociales que limiten tu propuesta, mediante un proceso que comunique el valor del espacio diferente que estas creando.

Entonces, ya ves como podemos definir líneas de acción que concreten cambios, que respondan a movilizaciones personales y que reflejen con hechos concretos el crecimiento laboral que buscamos lograr.

Tomar lo preestablecido como inicio de creación, camino a lo diferente, es proceso de escucha, de introspección, de autocrítica y de mucha creatividad si de tomar con nuestras propias manos se trata nuestra felicidad laboral. Lo preestablecido nos dará respuesta de aquello que hoy responde y aquello que ya no lo hace, dejándonos visible una pequeña luz en el camino para desde allí, seguir creando.

, , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Alina Lucía Roldan Cargnelli

Licenciada en Psicología

Psicóloga con trayectoria laboral principalmente en empresas del medio, colaborando y diseñando procesos inherentes al área de recursos humanos, capacitación y selección de personal. Asimismo, en mi experiencia, sumo la consultoria y procesos de mentoría a jóvenes y profesionales desde la orientación ocupacional y desarrollo de carrera. Especializada en Evaluación y diagnóstico psicológico. [...]

Comparte tu opinión

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.