Trastorno de Estrés Postraumático: La amenaza permanente

tep

Psicología

El Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT)  es un trastorno psicológico que puede ser desarrollado después de experimentar un trauma. Tener síntomas de estrés postraumático justo después del trauma se encuentra dentro de lo esperable. Usualmente, para muchas personas estos síntomas declinan naturalmente con el tiempo, y no necesitan atención psicológica. Sin embargo, para muchas otras, estos síntomas persisten en el tiempo e interfieren en la vida cotidiana. En estos casos, donde el malestar y los síntomas continúan y generan inconvenientes en el funcionamiento diario, es necesaria la atención psicológica.

 ¿Qué es un trauma?

De acuerdo al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5, 2013), se considera como trauma el hecho de haber sido expuesto a la muerte, a una lesión grave o a violencia sexual. Esta exposición puede haber ocurrido efectivamente, o la persona puede haberse sentido amenazada de que estos eventos ocurrieran (por ejemplo, en un intento de violación).

Algunos ejemplos de hechos considerados como posiblemente traumáticos podrían ser los siguientes:

  • Ser diagnosticado con una enfermedad grave que pone en riesgo la vida (ataque al corazón, etc.)
  • Ataque físico (agresión con armas, daños graves a partir de una pelea, ser apuntado con un revólver, etc.)
  • Ataque sexual (violación, intento de violación, ser forzado a un acto sexual con un arma, etc.),
    Estar en combate o en una zona de guerras
  • Abuso infantil (golpizas importantes, actos sexuales con alguien 5 años mayor, etc.)
  • Accidente (daños importantes o muerte a partir de un accidente automovilístico o laboral, incendio en el hogar, etc.)
  • Desastres naturales (huracán importante, inundación, terremoto, etc.)

Por otro lado, estos hechos pueden haber sido experimentados de diversas maneras. Por ejemplo, la persona puede haber sido expuesta directamente a estos eventos traumáticos, es decir, haber sufrido en carne propia el trauma. Otras veces, es posible que la persona haya presenciado directamente el trauma ocurrido a otra persona. En otras ocasiones, enterarse o tener conocimiento de que hechos violentos o accidentales le ocurrieron a un amigo íntimo o a un familiar cercano, puede ser considerado un hecho traumático. Por último, también puede ser considerado como trauma la exposición repetida o extrema a detalles repulsivos del suceso traumático (como podría suceder en el caso de socorristas que recogen restos humanos, policías repetidamente expuestos a detalles de maltrato infantil, etc.).

¿Cuáles son los síntomas o reacciones comunes experimentados después de un trauma?

  • Recuerdos indeseados y angustiantes acerca del trauma
  • Sueños desagradables o pesadillas relacionadas con el trauma
    Revivir la situación traumática o sentir como si estuviera sucediendo de nuevo
  • Sentirse muy perturbado emocionalmente cuando algo le recuerda el trauma
    Experimentar reacciones físicas cuando algo le recuerda el trauma (por ejemplo, sudoración, sentir el corazón latiendo más rápidamente, etc.)
  • Tratar de evitar pensamientos o sentimientos relacionados con el trauma
    Tratar de evitar actividades, situaciones, o lugares que le recuerden el trauma o que usted siente que son más peligrosos desde el trauma
  • Ser incapaz de recordar partes importantes del trauma
    Verse a sí mismo, a otros, o al mundo de una manera más negativa que antes (por ejemplo, “No puedo confiar en las personas”, “Soy una persona débil”, etc.)
  • Culparse a sí mismo o a los demás (aparte de la persona que lo lastimó) por lo que pasó
    Tener sentimientos negativos e intensos como miedo, horror, enojo, culpa o vergüenza
  • Perder interés o no participar de actividades que solía hacer
    Sentirse distante o aislado de los demás
  • Tener dificultad para experimentar emociones positivas
    Estar más irritable o comportarse de manera más agresiva con los demás
  • Tomar más riesgos o hacer cosas que podrían causarle daño a usted o a otras personas (por ejemplo, manejar imprudentemente, consumir drogas, tener sexo sin protección)
  • Sobresaltarse con mayor facilidad (por ejemplo, cuando alguien camina detrás suyo)
    Tener dificultad para concentrase
  • Tener problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido

¿Debo buscar ayuda?

Si usted sufrió un trauma y presenta varios de estos síntomas, es posible que esté cursando un Trastorno de Estrés Postraumático. Es importante remarcar que los puntos claves para considerar si la persona necesita o no atención psicológica son: la duración de los síntomas después del trauma y si estos síntomas interfieren con la vida cotidiana (por ejemplo, estos síntomas repercuten en su entorno social, familiar, laboral, etc.).

Experimentar una situación traumática es una situación terrible y muy difícil de afrontar. Sin embargo, afortunadamente, hoy en día existen tratamientos psicológicos que pueden ayudarlo a recuperar su vida después de un trauma. Por lo tanto, si considera que necesita ayuda, no dude en consultar.

, , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Cynthia M. Córdoba

Licenciada en psicología, especializada en terapia cognitiva conductual. Desempeña su labor en el área clínica con niños, adolescentes y adultos. . Supervisión de tratamientos. Interesada en las terapias validadas empíricamente. [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

2 comentariosComenta ahora

  • Mario dice:

    Muy interesante el artículo.. en realidad buscar ayuda por cualquier síntoma que afecte la salud emocional es importante y muy necesaria….

  • Cynthia dice:

    Hola Mario. Antes que nada, muchas gracias por tu comentario.
    Con respecto a lo que decís, en cuanto a la consulta con un profesional, te comento que hay un tiempo que se considera necesario para hacer un diagnóstico (ej que los síntomas de insomnio, dolores de cabeza, angustia, taquicardia, etc se mantengan en un periodo de aproximadamente tres meses) Pueden aparecer algunos síntomas en casos de crisis vitales, o ante determinados estresores, que pueden ser esperables en esa situación. Se considera patológico en caso en que dichos síntomas provoquen interferencia en la vida cotidiana y que se sostengan durante un periodo que marca el DSM IV.
    Saludos cordiales.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.