Los Beatles no se separaron por culpa de Yoko Ono (Proyectando Nuestras Culpas)

yoko-lohn-lennon-1

Psicología

Sé que el título de esta publicación, suena más a revisionismo histórico musicográfico que a un artículo de divulgación psicológica. Sin embargo, hoy quisiera hablar sobre la frecuente tendencia de hacer responsables a otros por las conductas, actitudes y sentimientos que tenemos.

Si bien esta tendencia se da en ámbos géneros, tanto hombres como mujeres, existen también tendencias diferentes a qué es aquello que se proyecta en el otro.

El mecanismo de proyección, del que estamos hablando es un mecanismo de defensa frente a un conflicto. Es decir, ante una decisión que debo tomar o ante una contradicción que tengo, sólo me hago cargo de una parte, y proyecto aquello que me es displacentero en el otro.

Esto último puede sonar enrevesado, sin embargo cuando lo ejemplifique, podrán verlo más gráficamente. Los hombres suelen hacer cargo a otros (generalmente a otras) por sus sentimientos y deseos, las mujeres suelen hacer cargo a otros por sus acciones. Y es que vivimos en una sociedad en la que no está muy bien visto que los hombres sientan o que las mujeres hagan. Generalmente los hombres proyectan hacia afuera aquello que es “irracional”, lo “sentimental”, “lo tierno” lo que no cuadra en la “lógica”. Las mujeres suelen poner en el afuera, cuestiones ligadas a la agresividad, la falta de empatía, “la maldad” y el deseo sexual.

Los varones suelen no tener problemas, por ejemplo, en admitir que quieren tener sexo con alguien, pero admitir que están enamorados, les cuesta horrores. Las mujeres no suelen admitir que a veces lo único que les interesa de alguien es tener sexo con él, esto las transformaría (debo reconocer que esta tendencia se va revirtiendo) en chicas fáciles. Entonces frecuentemente escuchamos a él decir: “Es que ella está ilusionada”, cuando el ilusionado es él. Podemos escuchar a ella frecuentemente decir: “Yo sé que lo único que él quiere es cojerme”, cuando no admite que ella misma disfruta más del sexo que de su compañía. O si vamos a gente más tradicional o de más edad, muchas mujeres dicen “es que mi marido no me deja”, “es que a mi marido lo pone nervioso”, cuando las que quieren rechazar un ofrecimiento son ellas.

De esta manera, podemos ver como los ideales de “machos fuertes” y “princesas delicadas”, nos determinan de manera inconsciente.

Son mecanismos defensivos para no hacerse cargo de lo que realmente le pasa a uno. No son mecanismos conscientes, por cierto. Para desarmarlos se necesita o de una crisis, o de una terapia o de ambas ( o mejor dicho, de una terapia que provoque una crisis).

Este mecanismo se ve de manera muy transparente en quienes son madres o padres. Los niños, sobre todo los bebés, se manejan de manera muy espontánea con el mundo emocional que los rodea, por eso ante un padre angustiado lloran. “Me tengo que ir porque el bebé está mal”…

Uno de los puntos más álgidos de este mecanismo, es aquél que las personas que violentan a sus parejas ejercen. “¿Ves que me hacés enojar?” “¿Ves que me hacés poner celoso?” “Esto es culpa tuya”. Esos sentimientos e impulsos, son propios, pero no se toleran.

Es por esto, que las terapias psicodinámicas son tan efectivas, nos devuelven aquello que nuestros egos no toleran de nosotros mismos y podemos admitir nuestras contradicciones. Aquellos aspectos que acallamos de nosotros mismos contienen una verdad, una parte de nuestra vida que intentamos acallar y entonces llegan los síntomas. Lo curioso es que estas represiones, nos convierten en seres serviles y nuestro ego se transforma en nuestro amo más cruel (y a veces el de otros).

Cabe preguntarse entonces ¿los Beatles se separaron por culpa de Yoko Ono? No. Probablemente cuatro egos en la juventud temprana no lograron conciliar, ceder, acordar y pactar como se necesita para sostener cualquier vínculo.

También es cierto que el divorcio de Jhon Lennon de su primer esposa, parece haber impactado fuertemente al grupo (la canción “Hey Jude” fue escrita para el hijo de John quien aparentemente estaba sufriendo mucho con el divorcio). Hay que tener en cuenta que la convivencia del gurupo con las cónyuges las volvía un poco parte del grupo. Sin embargo, como los machos blancos occidentales y populares, no pueden tener contradicciones y egoísmos como cualquier conventillera, el machismo popular los transformó en víctimas de una bruja malvada.

Una mujer, oriental que seguramente –dirían los fans – debiera haber muerto bajo alguna de las bombas de Hiroshima o Nagasaki, para mantener unidos a los perfectos hombrecillos de perfectos trajes. Además (según el saber popular) era demasiado fea para que Jhon la eligiera. Entonces era mejor culparla de todos los males de los Beatles.

Es curioso, ya tenía prácticamente terminado este artículo cuando encontré estas declaraciones que Paul McCartney le hizo a CNN  hace poco:

“En la charla de una hora, el cantante incluso mencionó que, de no haber sido por el papel que jugó Yoko en la vida de Lennon, él no hubiera sido capaz de escribir un tema como Imagine, con su mensaje pacifista y espiritual.

Según, ella le mostró a Lennon una visión distinta de la vida, que le resultó muy atractiva, y que le permitió dar un giro en el estilo de sus composiciones, que trataría de pulir con sus materiales como solista, hasta que lo asesinaron, en diciembre de 1980.”

Ojalá seamos capaces de hacernos cargo de nuestra vida, nuestras contradicciones y nuestros deseos. Cuando estemos tentados a culpar a otros por lo que sentimos o pensamos, preguntémonos ¿qué responsabilidad tengo yo en esto? ¿qué me pasa con esto?

Ardua tarea ver aquello que no nos gusta de nosotros mismos. Pero, afortunadamente, existen profesionales capaces de ayudarnos.

, , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Silvia Golubizky

Lic. en Psicóloga. Especializada en Género y Desarrollo

Columnista de paramujeres.com.ar, ejerce como Psicóloga Clínica de niños, adolescentes y adultos. Su área de trabajo es la clínica psicoanalítica. Recientemente obtuvo un diplomado en Género y Desarrollo. Ha dictado talleres, seminarios y conferencias en Tucumán, Buenos Aires y Santa Cruz, en Argentina. En el exterior Santiago de Chile, Washington y Miami. Desde su web difunde trabajos de psicoanálisis y comparte información sobre la violencia de género y la salud mental. [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.