¿Cuán negativo resulta ser el apego?

Apego

Psicología

Walter Riso dice que el apego es el mayor motivo de sufrimiento de la humanidad. En su libro “Desapegarse sin anestesia” trata este tema ampliamente. Define el apego como un vínculo emocional intenso y obsesivo con un objeto, idea o persona que se fundamenta en cuatro creencias falsas: que va a durar siempre, que te va a hacer feliz, que te va a dar una seguridad total y que dará sentido a tu vida.

El apego se desarrolla en la infancia cuando el niño siente que el vínculo afectivo que mantiene con sus padres es débil, entonces se siente desprotegido e inseguro, generando una carencia que le llena de miedo y tristeza. El niño crece con un patrón que seguirá manteniendo posteriormente en la edad adulta extrapolándolo a otro tipo de relaciones como pueden ser las amorosas o las de amistad.

Detrás del apego existe una necesidad encubierta, nos apegamos a algo que satisface nuestras carencias. La relación con ese algo se vuelve imprescindible para nosotros y para nuestro bienestar, entonces nos volvemos adictos, convirtiéndonos en esclavos de esa relación o vínculo. Cuando nos apegamos a algo, a alguien, nos convertimos en dependientes emocionales y renunciamos a nuestra libertad. El miedo a perder eso que creemos necesitar nos aterroriza, por ello empezamos a sufrir pensando que pasará si un día nos falta. Paradójicamente ese miedo a perderlo es lo que nos lleva precisamente a conseguir eso que tanto tememos. Tarde o temprano lo perdemos y de ninguna manera estamos preparados para asumir esa perdida.

“Crear una relación dependiente significa entregar el alma a cambio de obtener un falso placer y seguridad” 

Walter Riso

¿Te has preguntado alguna vez de qué dependes para ser feliz?

Es importante por tanto realizar un trabajo personal y descubrir cuáles son esas necesidades que subyacen detrás de ese apego.

El apego es inconsciente. Es importante identificar qué miedo se esconde detrás, es evidente que solo mediante el autoconocimiento podremos averiguar a qué le tememos, pero los miedos más frecuentes que manifiestan las personas emocionalmente dependientes son por poner algunos ejemplos: el miedo a la soledad, al rechazo, a no ser queridos… Muchas veces los apegos se nutren de una baja autoestima; si nosotros no nos queremos o nos queremos poco, buscaremos en los demás que nos quieran.

En esta vida debemos tener claro que todo cambia, todo se transforma. Todo en esta vida es transitorio y efímero, es un préstamo y debemos verlo como tal, mientras lo tengamos disfrutarlo al máximo y valorarlo y cuando lo perdamos agradecer por los momentos disfrutados.

“El desapego no es que tú no debas poseer nada. Es que nada te posea a ti.”

 

, , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Mónica Tello

Lic. en Psicología

Maestra de Reiki Usui, instructora de yoga, técnico profesional en masaje ayúrveda. Me gusta especialmente la terapia vibracional y de sonido con cuencos tibetanos, los símbolos que curan el alma, el péndulo hebreo, la técnica metamórfica, el Eneagrama y las flores de Bach. [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

Un comentarioComenta ahora

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.