La gente habla

La gente habla

Psicología Clínica

Este título para algunos puede ser muy sugerente, sobre todo en el caso de la persona “observadora”. Antes de seguir sobre el tema que puede sugerir el mismo, me parece apropiado dejar sentados algunos conceptos que pueden venir muy bien a la hora de analizar este ensayo, pero además para analizarnos nosotros mismos y a los demás.

Un concepto es el de apercepción, que no es más que cuando percibimos el mundo que nos rodea, a través de los órganos de los sentidos, pero esto se hace dependiendo de las interioridades psicológicas del individuo, y más aún de su personalidad. Dicho esto podemos afirmar que varias personas ante una misma realidad, la aperciben de forma diferente y por lo tanto ese mismo fenómeno igual para todos, es sentido y pensado, con diferente profundidad y juicio.

El otro concepto es la observación, que está íntimamente relacionado con la introspección, no es nada más y nada menos, que conocerse a sí mismo. Cuestión esta muy difícil de lograr, y que en algún otro ensayo profundizaremos. Si logramos esto, es que en realidad podemos observar al otro con crítica y sin prejuicios.

Ahora sí podemos dilucidar sobre nuestro tema la gente habla, habla de los demás y habla de nosotros. Yo hablo también de los demás, pero hay que hacerlo en el lugar y momento apropiado, con el respeto que merece el prójimo, cuidando su intimidad, ante todo, y si le podemos hacer conocer nuestra opinión de una forma aleccionadora, educadora, es más digno el hablar.

Pero realmente ustedes saben que no me refiero a esto en su totalidad, cuando la gente habla en un sentido peyorativo, lo hace con cierta maldad, y, ¿por qué no?, envidia, mal caracterológico, que hace mucho daño, al que lo siente, y al cual va dirigido. Por lo tanto esto no nos debe preocupar en ningún momento, lo debemos tener como algo que puede ser cotidiano, y molestarnos, como cuando el sol o la lluvia nos castiga un poco en la calle. Pero lo que sí tenemos que estar conscientes es que a esas personas le “pica”, algo ante nosotros, que las ponen incómodas y molestas, este fenómeno no debe ser de la menor preocupación, soslayarlo en todo momento, que no forme parte de nuestras inquietudes.

Como no quiero que piensen que soy un psicólogo paranoico, desde luego, la mayor parte de las veces la gente habla, para nuestro bien y por nuestro bien.

, , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Juan D. Quintana

Licenciado en Psicología

Diplomado en Psicodiagnóstico de Rorschach y en Epileptología por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana. Profesor asistente de la Facultad de Psicología de La Universidad de La Habana, fue miembro del consejo científico y de la comisión de publicaciones del Hospital Psiquiátrico de La Habana Dr. Eduardo Bernabé 0rdaz. Es autor o coautor de 40 artículos científicos publicados en revistas cubanas y extranjeras. Ha publicado 2 libros, “La Personalidad y su Cosmovisión” y “Psicología Clínica, temas escogidos”. [...]

Comparte tu opinión