La felicidad, ¿un imposible?

Le felicidad no es un imposible

Psicología Clínica

“Uno puede fingir muchas cosas, incluso la inteligencia. Lo que no se puede fingir es la felicidad”

Jorge Luis Borges

No lo crean, tengo el deseo de afirmar esta interrogante, pero por ética profesional, y que no piense el lector que estoy deprimido, no lo haré.

Este primer párrafo da a entender algo que no debe estar nunca en nuestro pensamiento, que si es positivo, nos puede hacer mucho bien, pero si es negativo, ¡hay de nosotros! La vida es un acontecer de fenómenos “interminables”, pero que siempre tenemos que enfrentar con algo que tiene que estar presente de forma cotidiana en nuestra idiosincrasia, la, “fe”. Cuando hablo de ella no piensen que me refiero a algo relativo a la religión, aunque no lo deje de estar. La fe como todos sabemos no es más que una creencia, y creer en algo bueno, ya nos está dando esperanza de estar y ser mejores, de que podemos sentirnos bien con lo que hemos logrado, pero que además podemos seguir logrando cosas, que se hagan realidad nuestros objetivos, y alcanzar nuestras metas presentes y futuras.

Pero existe algo muy importante, y es que aunque siempre esté presente, el mirar hacia delante y cada vez más lejos, tenemos que centrarnos en el momento en que estamos, y, ¿por qué no?, disfrutarlo, aunque no sea el mejor, pero cuando interiorizamos lo que hacemos, por nosotros o alguien más, y nos damos cuenta que es positivo, que ayudamos, esto nos debe reconfortar y hacernos sentir mejor y mejores.

Como no se puede tener prejuicios y “complejos”, voy a traer a colación una breve historia anecdótica de mi vida. En una ocasión muy afortunada, conocí a una viejecita que era “curandera”, lo que hoy se dice más elegantemente, “sanadora”, y, ¿qué me encontré?, pues una mujer de mucha edad, muy enferma físicamente, pero con una mente lúcida, y, ¿qué hacía ella?, sanar, el bien, e increíblemente en el estado en que estaba de vejez y enfermedad, siempre la observaba sonriente y verdaderamente feliz. El solo hecho de entregarse a los demás, cosa esta no despreciable, le producía un estado de placidez envidiable (esta palabra no acostumbro a usarla). Aquello me transmitió una enseñanza tremenda, que a cada momento de mi vida, la traigo de mis almacenes de memoria, de mi inconsciente o no sé de donde, para continuar, para seguir en los avatares de mi mundo y poder ayudar (y esto es bastante), a alguien por mi profesión, y algo más importante, condición humana.

La felicidad no es imposible, está aquí, en este momento, en el mío, y en el que me está leyendo, a buscarla, que la encontraremos.

 

, , , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Juan D. Quintana

Licenciado en Psicología

Diplomado en Psicodiagnóstico de Rorschach y en Epileptología por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana. Profesor asistente de la Facultad de Psicología de La Universidad de La Habana, fue miembro del consejo científico y de la comisión de publicaciones del Hospital Psiquiátrico de La Habana Dr. Eduardo Bernabé 0rdaz. Es autor o coautor de 40 artículos científicos publicados en revistas cubanas y extranjeras. Ha publicado 2 libros, “La Personalidad y su Cosmovisión” y “Psicología Clínica, temas escogidos”. [...]

Comparte tu opinión

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.