Los medios de comunicación: ¿Una influencia real en la identidad de género? (Parte I)

medios-de-comunicacion-influencia-real-en-la-identidad-de-genero

Internet y los medios sociales

En la actualidad los medios de comunicación y la publicidad constituyen las principales fuentes información y persuasión de las masas. Son elementos principales que reflejan la opinión pública, las actitudes, creencias y estereotipos de la sociedad en la que se inserten. Nos permiten mantenernos comunicados y al tanto de los nuevos acontecimientos a nivel mundial, pero también son medios educativos y formativos que se han incorporado de manera inseparable en nuestra realidad actual. Por lo que no es de extrañar que estos medios se hayan convertido en puntos de referencia culturales a nivel mundial que proyectan no solo costumbres y tradiciones sino estilos y modos de vida que pueden ser imitados por muchas personas en todo el planeta.

Mucho se ha hablado de la influencia de estos medios en la vida de las personas que están expuestos a ellos de manera acrítica y cómo pueden ser utilizados de manera positiva para la enseñanza y el desarrollo de la sociedad o para la influencia y manipulación en función de la búsqueda de poder. Este dominio sobre la forma de actuar o de pensar de las personas, logra modificar la forma en que los seres humanos conocen y comprenden la realidad que los rodea. De igual forma se dirige a la emoción en nosotros y no a la razón, por lo que sugestiona y procura influenciar emotivamente con diferentes objetivos, proyectando patrones y normas que involuntariamente reproducimos en nuestra realidad y creemos como ciertas y absolutas. Justamente así, se validan signos y símbolos estandarizados que van conformando parte de nuestra subjetividad y nuestra forma de actuar y que sin proponérnoslo pueden estar influyendo en disímiles aspectos de nuestra vida y en muchas esferas de actuación de nuestra realidad, incluso en cuestiones tan individuales como lo es nuestra sexualidad.

Los medios de comunicación masiva pueden estimular opiniones estereotipadas respecto a temas del desarrollo de nuestra sexualidad. Lógicamente también se puede lograr el efecto contrario y más deseable de la eliminación de estereotipos, pero eso está en dependencia de los deseos del emisor y el sistema que está a cargo de estos medios. Asimismo pueden estimular sentimientos adversos o de aceptación, reconocimiento de personajes o identificación con ellos, aprendizajes etc.

La sexualidad hay que pensarla como un fenómeno complejo, como: las características biológicas, psicológicas y socioculturales que nos permiten comprender al mundo y vivirlo a través de nuestro ser como hombres o mujeres. Como parte de nuestra personalidad que se va nutriendo a lo largo de nuestra vida de nuevas experiencias y que está muy relacionada con el desarrollo personal, con la autoimagen, la autoconciencia y la autoestima. Además, de estar vinculada con el estímulo y el deseo de establecer relaciones interpersonales significativas con otros.

Podemos decir que este fenómeno está integrado por disímiles factores que son tanto biológicos y psicológicos como sociales, no solo porque a nuestra sexualidad le influyen agentes socializadores como la familia, los maestros, coetáneos en nuestra historia de vida, sino porque hay elementos de la cultura que están presentes y otros elementos de socialización que en la actualidad han tomado auge, como son los medios de comunicación masiva, quienes proponen creencias, saberes, estereotipos, actitudes, comportamientos, expectativas etc. sobre la sexualidad.

La influencia que puede ejercerse socialmente en la sexualidad que se conforma en el individuo, engloba estos componentes de manera sutil, pero casi siempre eficaz. Sin embargo es notable en cuanto al aspecto del género, además de ser un fenómeno actualmente muy polémico y debatido y que puede provocar trastornos para el individuo al no estar de acuerdo con el rol de género que se le ha asignado socialmente. Al intentar salirse de los patrones y cánones establecidos, también al no ser aceptado por la sociedad precisamente por intentar ser algo más que lo que es considerado aceptable. Muchos factores están influyendo en estos patrones de género, uno de ellos es la socialización e imposición por la sociedad de estos estereotipos y precisamente uno de los elementos que permiten la herencia y reproducción de estos patrones tan arraigados son los medios de comunicación masiva quienes son encargados de socializar, dar como verdades, como ciertos y acabados estos patrones que tanto frenan el desarrollo de nuestra sociedad.

La psicóloga Marta Díaz nos conceptualiza la comunicación masiva como aquella que es anónima e interpersonal y no está dirigida a un individuo en particular, sino a grandes grupos de la sociedad, sobre los cuales es capaz de influir a través de medios técnicos que pueden ser catalogados como medios de comunicación masiva y van desde la prensa, la radio, la televisión o el cine, hasta los carteles, la publicidad etc., siempre permitiendo una transferencia de información del emisor a varios receptores. Esta información es codificada por la fuente y decodificada por los receptores interpretándola y asimilándola según su contexto y su experiencia personal.

Existen funciones de la comunicación de masas, también definidas por esta psicóloga, dentro de las que se encuentran la mediación, debido a que permite conectarnos con la experiencia de otra persona, además de servir de control social, representando solo una visión restringida de la realidad, organizan la información, brindan información. También tiene funciones sociales como la relacionada con la información, con la correlación, contribuyendo al apoyo a la autoridad y a las normas establecidas, la continuidad permitiendo difundir y valorar la cultura que predomina, el entretenimiento, como forma de diversión y relajación, esparcimiento de la población y la movilización que permite apoyar ideas, objetivos   proyectos sociales y vincular a los ciudadanos en ellos.

Estas funciones mencionadas sirven de apoyo y benefician el desarrollo de la sociedad, sin embargo no debemos perder de vista que los medios masivos de comunicación influyen en los receptores y no siempre son utilizados con fines positivos que ayuden al desarrollo social, estos pueden encontrarse en función de responder a los intereses de la clase dominante en la sociedad en la que se encuentre y pueden utilizarse con diversos fines como el control, la manipulación, la influencia e incluso puede desinformar o mantener a la población informada en solo un aspecto de la realidad. Por tanto, se hace necesario, revisar constantemente el contenido y las intenciones de los medios de comunicación masiva, pues son herramientas complejas que pueden potenciar o limitar el desarrollo de la sociedad.

Hasta aquí esta primera parte, la segunda entrega hará mayor énfasis en las cuestiones de género. Los esperamos.

, , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Amalia Cánovas

Licenciada en Psicología

Psicóloga Clínica en el Cardiocentro Pediátrico William Soler. Comunity manager del Cardiocentro Pediátrico William Soler y encargada de todo el tema de promoción de salud y comunicación. [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

2 comentariosComenta ahora

  • DIEGO CALVO dice:

    Genial artículo de gran utilidad. Soy de los que piensan que este tema educativo se encuentra vinculado con mi especialidad en el tema de las adicciones. Enhorabuena¡¡
    quiero-puedo.com

    • Amalia dice:

      Gracias DIEGO CALVO por el apoyo y por tu opnión. También comparto tu opinión este tema está muy relacionado con varios comportamientos sociales, entre ellos las adicciones. Sería muy interesante que expusieras tu opnión sobre este asunto, sería un articulo que leería con gusto. Éxitos y gracias

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.