Permanecer o no. ¿Ventaja o desventaja?

permanecer-no

Historias

Esta sociedad occidental en la que vivimos a cambiado mucho a lo largo de los años y a una velocidad que asombra, ha renovado valores y creencias. A tal punto que debido a ello países han cambiado leyes, ejemplo de ello son la ley del matrimonio igualitario, se han agilizado trámites, tanto para tener un carnet de conducir, la edad del voto, o la separación de una pareja de común acuerdo, o contratos prematrimoniales con cláusulas y fechas de vigencia.  Todo ello para facilitar la vida de las personas que paradójicamente a pesar de ello se vuelven cada vez más complejas.

Para graficar un poco esta realidad actual, quería contar el caso de una paciente que esperé hoy, ella de  19 años de edad, la vi la semana pasada, entró al consultorio acompañada de su novio, su novio actual, que ya había sido novio/pareja de ella hacía un tiempo atrás. Su motivo de consulta fue un estado de ansiedad fuerte, acompañada de duelo veraz, ya que había perdido hacía pocos meses a su novio anterior, quien había tomado la decisión de quitarse la vida. Esto le trajo muchos problemas, aunque no indagué mucho (era la primera consulta y no es un dato menor que fue por guardia clínica y no un turno programado de consultorio), no dormía de noche, lloraba mucho todo el día. Estaba ansiosa, temblorosa, y tenía gran dolor cervical con contractura que hacía un conjunto de cosas suficientes para que ella este ahí en una consulta conmigo. Hoy estaba citada ya con turno programado,  esperaba verla de nuevo y no concurrió.

El ejemplo grafica un poco la velocidad con la que se viven las cosas, 19 años y tanto vivido. Un poco como la realidad de todos o al menos de muchos.

En otra escala pero en paralelo se viven la realidad de las parejas más constituidas, que conforman familias y esas familias dan fruto, y traen hijos, enfrentan conflictos, un día la pareja no funciona más, tal ves algún tercero entra en discordia, y sirve como expiación a problemáticas internas de las parejas que dan lugar a llegar a ese lugar, y se decide entonces romper esos vínculos, procurando algo nuevo, que podría llegar a ser igual a lo anterior, más beneficioso o más perjudicial, porque el destino es incierto, y creo que en esto estamos de acuerdo, si bien podemos tomar recaudos y decisiones para encausarlo de una manera determinada.

El tema en cuestión hoy en día es enfrentarnos a la decisión de permanecer o no permanecer, en alguna situación, y si esto será una ventaja o una desventaja, para mi. Para los que me rodean o para los otros. A su vez si por cuidar al otro estoy dejando de cuidarme a mi mismo?.

He visto ejemplo de todos los tipos, y es difícil dar respuesta a estas preguntas, seguramente en cada situación sea singular y distinta, pero hay patrones sociales que van marcando un  estilo de vida, que lleva a que todo sea más ligero, a que si lo siento así es correcto, tanta facilidad hay  como la de estar escribiendo hoy esto despierto en la cama a la madrugada y  desde un celular que hace 10 años no tenía,  no solo para usar redes sociales y editar o escribir memorias, sino que  debía esperar llegar a casa o algún teléfono público para comunicarme, y hasta  hace poco más de  20 años viajar a otro pueblo casi 100 kilómetros para hacerlo.

¿Cual será el camino?

¿Permanecer o no permanecer?

¿Ventaja o desventaja?

, ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Hugo Rizzo

Especialista en Medicina Familiar. Médico asociado al servicio de Neonatología. Maternidad Meisner. Diplomatura en auditoria médica y garantía de calidad de la atención de la salud, Universidad de Favarolo – Argentina [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.