Encontrando nuevas funcionalidades en la crianza de nuestros hijos

Encontrando-Nuevas-funcionalidades-en-la-crianza-de-Nuestros-Hijos

Historias

Vivimos en este siglo XXl un cambio de paradigmas en al crianza de los hijos, no relata un juicio de valores sobre cual fuera mejor o peor, sino lo que actualmente ocurre en un porcentaje alto de la población general, donde derechos ganados, voluntades respetadas, hacia los otros y auto respetadas a uno mismo han acarreado cambios, grandes cambios, que conllevan sin dudas cambios en las familias y sus roles.

La llamada familia tradicional, no digo que sean las menos, y las que aun funcionan así, no por ser tradicional son funcionales. En esta maraña de hilos enredados es que hay que ver como médico el rol que juega cada actor en la crianza de los niños.

La mujer merecidamente ha dejado de ser aquella “mujer que estaba detrás de aquel gran hombre” para tomar su lugar y empezar a ser por sí misma, esto y aclaro que es opinión del autor es un bien ganado, de derecho de identidad, de desarrollo personal y que ha dado a la mujer un lugar social que debería de haber tenido hace tiempo atrás. En este rol de desarrollo personal han sido independientes, profesionales, trabajadoras pero desde otro lugar, no desde el rol denigrado de ama de casa, cuidando a los niños.

Es aquí donde entran a jugar un papel preponderante en la crianza de nuestros hijos terceros, entre ellos comúnmente los abuelos, muchas veces motivados por amor y deseo propio, pero también otras por la obligación y la mufa de hacer algo que no deberían de hacer porque llegaron a su etapa de vivir y descansar y no criar hijos… nuevamente.

Dentro de las familias tradicionales aparece la figura del padre ausente, de aquel que aunque trabajando, delega el rol de crianza y no se ocupa más que en un aporte monetario a sus hijos.

Estos hijos también pasaron de escuelas simples a dobles jornadas, luego talleres, luego bilingüe y así llegar a estar sobre estimulados y exhaustos de los días, tanto que se nota a la inversa, en media hora de inactividad siente displacer y aburrimiento marcado porque no saben que hacer con el tiempo.

Otro sistema común de estos tiempos son el de padres separados, cumpliendo roles alternos, allí es donde aparecen terceros mas ajenos, familias ensambladas, etc. Empezamos a necesitar favores y ser dadores de favores. Aparece hasta algún vecino o vecina del edificio “copado” que cuida a los niños cuando me toca salir o a la inversa me toca cuidarlos cuando al otro le toca salir; y allí también nuevas relaciones y alianzas, como el: ¿vas al supermercado?, me compras un aceite que no puedo salir porque estoy con los nenes.

Disfuncionalidades que se deben transformar en funcionales para la salud mental de niños que se crían en ambientes extraños, padres peleados, separados, abuelos ancianos, cansados, sin posibilidad de decir no esta semana no puedo, porque los hijos se volverían locos sin saber que hacer.

Esta modernidad de crianzas compartidas/repartidas/delegadas/endeudadas en trueques de favores… hace a la realidad de nuestros niños.

De esta realidad nos sale como padre lograr encontrar equilibrio para darles un ambiente saludable, donde crecer y desarrollarse, abrigándolos y desplegando sus virtudes.

Desafío de encontrar funcionalidad en la crianza de nuestros hijos en la era moderna, donde continuar siendo los padres de los mismos, y no donde el rol paterno o materno lo cumpla un abuelo o un tercero/a… difícil tarea a la que nos encontramos desafiados por cierto.

, , , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.