A mis 41 años

A mis 41 años | Hombre mirando puesta de sol

Historias

De niño al verme a esta edad me hubiese llamado mayor, adulto, ya alguien “grande”. Creo que eso sucede hoy en día cuando algunos niños o algunos pacientes me ven, y yo les digo que pueden tutearme. Me pasa al otro extremo de la vida, atiendo a un Señor y Señora de 80 años y me dicen te puedo tutear.  Es que sos un nene, podrías ser mi hijo o hasta mi nieto.

Lo cierto es que a esta edad recién estoy viéndome madurar, en algunos sentidos de la vida, agradezco a Dios cada día nuevo, siento que los caminos de la vida se abren delante mío, y recién me creo en capacidad de elecciones en algunos sentidos, por mi, para mi camino, sin ser tanto lo que los otros quieren de mi o necesitan de mi.

He pasado etapas distintas, he creído cosas erradas, me he equivocado mucho, he acertado en otras tantas, se que la vida es una poesía responsable o irresponsable que escribimos día a día, creo saber qué cosas me gustan, qué cosas quiero y cuáles ya no quiero.

Sé quien soy, tengo mas intrumentos para ello, soy silencioso en gran parte, no me gusta el tono alto, ni la discusión violenta o irónica, pero se de hablar en tono ameno el tiempo que haga falta.

He aprendido a disumilar, a callar algunas cosas que creo verdades, he mentido también, a veces mucho, los que me conocen saben igual cuando sucede, sobre todo no puede mentir mi rostro y mas aun mis ojos, mi silencio en mis ojos hablan tanto, que cuando algo no es tan cierto no puedo fijar la mirada. Y ellos saben que no es cierto o lo ignoran porque prefieren no saberlo.

He aprendido de amar, y amando se que me falta tanto por vivir aun, tanto por descubrir. He reconocido a la felicidad como una forma o un camino de vivir no como un fin a lograr, he disfrutados detalles y destellos de amor que me han regalado sonrisas y felicidad viviendo el día a día. Soy pasional al ciento por ciento, melancólico, a veces algo depresivo o reflexivo. Pero no me asustan los retos los desafios nuevos por mas vertiginosos que estos sean. Amo vivir y recomenzaría a hacer un camino nuevo cada día si fuese necesario.

Con mis 41 años me siento libre de decidir que caminos tomar tratando de no errar o equivocándome a veces porque se que es el camino que debo tomar.

Se quien soy, se de los motivos de los caminos de mis días. Viviré cada dia Decidiendo Vivir, encontrándome a mi mismo para poder dar o amar al otro.

Sueño utopías a veces que quiero volver realidad, pero he aprendido a soñar despierto, si vale la pena soñar sueños reales y despiertos.

La vida es un ensayo de una sola vez, y a veces no saber el libreto y escribir improvisando le da gusto y la hace valer la pena vivirla.

Mis ojos tristes, mis sonrisas sinceras, mis desafíos nuevos, todos son parte de mi.

Vida decidí honrarte viviéndote cada día, encontrándome al menos con cinco minutos de reflexión a mis días. Buscando amar a a las personas que amo, respetando y cuidando a los que me rodean cerca.

Se que faltan cambios aun pero voy camino a ello y da paz pensarme asi.

Regalo de los cielos es vivir y vivire cada día sin escaparme de mi. Que es otra manera de encontrar la vida.

, , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Hugo Rizzo

Especialista en Medicina Familiar. Médico asociado al servicio de Neonatología. Maternidad Meisner. Diplomatura en auditoria médica y garantía de calidad de la atención de la salud, Universidad de Favarolo – Argentina [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.