Entrevista con el Dr. en Ciencias de la Salud Justo Reinaldo Fabelo Roche

entrevista-con-el-dr-en-ciencias-de-las-salud-justo-reinaldo-fabelo-roche

Entrevistas

En esta ocasión tuvimos la oportunidad de conversar con Fabelo, como es conocido dentro del ámbito académico cubano. Sus grados académicos van de Licenciado en Psicología, Máster en Psicología Clínica, Especialista en Psicología de la Salud y Doctor en Ciencias de la Salud. Su labor profesional la realiza como Profesor Titular de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana e Investigador Titular en el Centro de Desarrollo Académico en Drogodependencias (CEDRO).

Fabelo cuenta con una vasta experiencia en la intervención con el paciente con epilepsia, varios libros como: Psicología de la epilepsia y La Psicoepileptología destacan en su haber, además de infinidad de artículos relacionados con el tema de la epilepsia y su otra línea importante de investigación, las adicciones.

A continuación le presentamos la conversación donde se revisitan sus inicios en la ciencia y sus valoraciones actuales sobre la misma.

 

Entrevista con el Dr. en Ciencias de la Salud Justo Reinaldo Fabelo Roche

 

  • ¿Por qué estudiar psicología, que lo motivó, como llegó a la psicología?

A ciencia cierta es difícil precisar que me motivó a estudiar Psicología. Yo no puedo decir que tuve una orientación vocacional encaminada a esos fines ya que cuando niño y adolescente no tenía referentes al respecto. Ni siquiera alguna vez me llevaron al psicólogo ni conocía a ninguno personalmente. Mis primeros acercamientos al tema fueron programas de orientación de corte educativo dirigidos fundamentalmente a padres y maestros que se transmitían por la radio y televisión nacionales. Por supuesto estaban diseñados para captar la atención de adultos, pero resultaban interesantes sobre todo por la profesionalidad de quienes los conducían y porque eran temas de contenido humano. El primer libro de Psicología que leí íntegramente se tituló Psicología Recreativa. Es un texto muy atractivo del autor ruso Konstantin Platonov destinado a presentar dicha ciencia a lectores adolescentes y a desconocedores en general. Me resultó muy interesante y de hecho lo conservo como evidencia de mi relación temprana con la ciencia del alma. En él por primera vez observé una lámina de Rorschach y diseños basados en las leyes de la Gestalt que me resultaron cautivantes.

Posteriormente estando en el preuniversitario cuando llegó el momento de seleccionar las carreras por las que podían optarse me sentía desorientado. Yo siempre fui muy buen estudiante para las ciencias (Matemática, Física, Química, etc.) En el caso de las letras también solía obtener buenos resultados, pero mis notas se afectaban por la ortografía que era mi talón de Aquiles. En fin había decidido solicitar como primeras opciones la Licenciatura en Bioquímica y la Ingeniería Industrial, cuando anunciaron que podíamos optar por hacer los examenes de aptitud para la Licenciatura en Psicología. A partir de ahí ya no hubo más dudas en mi destino profesional, obtuve buenos resultados en dicho examen y en la prueba de cultura general que incluía. Como consecuencia de ello me otorgaron el derecho a matricular en la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana.

  • ¿En qué rama de la psicología se desempeña, por qué?

Desde que me gradué he trabajado fundamentalmente en el área clínica. Posteriormente cursé la Especialización en Psicología de la salud y desde entonces incorporé el trabajo de promoción de salud y de prevención de enfermedades a mi quehacer profesional, pero nunca he abandonado la clínica. Yo consideró que todas las ramas de la Psicología son atractivas, pero lo primero que siempre nos atrae en esta ciencia es la posibilidad de ayudar a las personas sanas o enfermas.

  • ¿Qué escuela o línea de pensamiento sigue?

Esta pregunta es ineludible. Pertenezco a una generación de psicólogos que asumió el enfoque integrativo en su quehacer y como basamento teórico el Modelo Histórico Cultural. Nunca he subvalorado una técnica, siempre he pensado que todas tienen utilidad en un ámbito específico. Yo he trabajado fundamentalmente con pacientes que primariamente presentan afecciones clasificables en el contexto de la llamada Salud Mental: esquizofrénicos, epilépticos, neuróticos, adictos, psicópatas, etc. También he asumido servicios de consultoría u orientación psicológica orientadas a personas sanas con comportamientos de riesgo. En todos esos casos me auxilio de las técnicas conductuales, el reforzamiento positivo, la terapia cognitivo conductual, las estrategias de aceptación y compromiso, etc. Sin embargo me identifico mucho con los presupuestos humanistas clásicos y con el constructivismo en sentido general.

  • ¿Hace docencia? ¿Qué prefiere, la docencia, la investigación o la clínica?

Siempre he hecho docencia. Desde que me gradué fui a trabajar a un servicio docente donde debía ocuparme de alumnos y residentes. Posteriormente pase a trabajar como profesor de Psicología en la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. Actualmente imparto docencia en tres universidades cubanas, incluyendo la que me formó como psicólogo. A mi me gusta la docencia, pero sigo pensando que el psicólogo se define en su relación con el paciente o usuario de sus servicios de orientación. Para mi las tres cosas son importante.

entrevista-con-el-dr-en-ciencias-de-las-salud-justo-reinaldo-fabelo-roche.

  • ¿Cree que la psicología debe trabajar de la mano con otras ciencias o más bien las llamadas ciencias duras deben dejar de ver la psicología como una pseudociencia y trabajar con mayor interdisciplinariedad?

La complejidad humana demanda un enfoque interdisciplinario. Todas las ciencias trabajan en parcelas importantes para esa realidad biopsicosocial que llamamos hombre genéricamente. Me dan pena aquellos representantes de las llamadas Ciencias Duras que desdeñan a la Psicología. La mayor evidencia que ellos tienen acerca de la relevancia de esta ciencia la tienen tan cerca que a veces no la ven. Ellos mismos sienten, crean, disfrutan y padecen… en fin también son seres que cuentan con una subjetividad propia que solo puede explicar la Psicología

  • ¿Cree usted que los cubanos tienen cultura psicológica?

Yo pienso que sí… los cubanos saben de todo no solo por su elevado nivel de instrucción actual, sino porque como nación tendemos a interesarnos por todo. Don Fernando Ortiz escribió a principios del siglo pasado otro de mis libros favoritos “Entre cubanos. Tratado de Psicología Tropical”. En él analiza nuestra ancestral tendencia al “choteo” es decir a no tomar nada en serio como algo que fatalmente nos afecta. Coincido con él, pero añado que esa tendencia ha sido el afrontamiento perfecto para muchas situaciones difíciles que siempre nos tocaron como nación. De manera que si bien no tenemos el hábito de introspeccionarnos tan visible en los pueblos del cono sur de nuestro continente, si hemos aprendido a generar alternativas, solucionar problemas y entrenarnos para el éxito. Eso también es cultura psicológica, más pragmática y funcional para estos tiempos que el psicoanálisis y otros enfoques clásicos.

  • ¿Qué prefiere de la psicología nacional? Valórela.

La Psicología nacional es diversa y satisface todas las expectativas. Para mi son especialmente relevantes los aportes realizados en Cuba al Modelo Histórico Cultural. Por ejemplo en nuestro contexto se produjo un acercamiento interesante al estudio de procesos y formaciones psicológicas como la motivación y la personalidad. También se produjo un desarrollo sin precedentes de la Psicología de la Salud y de la aplicación de nuestra ciencia a esferas como la educación, el arte y los deportes. Entre los defectos cabría señalar que como tendencia, no se investiga lo suficiente y ni siquiera se publica todo lo que se investiga.

  • ¿Qué necesita la psicología en Cuba para elevar su nivel?

Las dificultades económicas y el aislamiento que han imperado en Cuba durante más de 50 años han repercutido de forma contradictoria en el desarrollo de la Psicología. Contamos con profesionales de excelencia pero las condiciones en que se enseña y se trabaja la Psicología no son las mejores. Los Psicólogos cubanos en el mundo son reconocidos por su sapiencia y habilidad profesional, pero a lo interno nos faltaron las técnicas y los textos a los que no podíamos acceder. Yo creo que ahora se vive un momento histórico diferente y que el futuro sanará las brechas que nos preocupan.

  • ¿En qué posición ubicaría a la psicología cubana actual? ¿Cómo ve las perspectivas de la psicología hecha en Cuba?

Siempre de vanguardia. Somos osados y hemos sido capaces de salir adelante con lo que tenemos. En los últimos años han emigrado muchos psicólogos jóvenes hacia el extranjero. Mis alumnos de La Habana me escriben desde cualquier ciudad de las Américas o de Europa. Me satisface que donde quiera que hayan arribado, la Psicología les permitió salir adelante. La mayoría se dedica a la Psicología y los que aun no lo lograron mantienen la expectativa de hacerlo. Mientras alcanzan ese sueño, realizan actividades que enaltecen su condición de psicólogos denotando su sabiduría y amor a la profesión.

  • ¿Para usted existe alguna diferencia en escribir psicología con P o sin P?

No estoy dispuesto a renunciar a la P en la palabra Psicología. Creo que solo si se aceptara en español la letra griega Psi podría hacerlo y entonces escribiría Ψicología y la pronunciaría igual. Una gran psicóloga cubana (Noemí Pérez Valdez) decía que si bien la palabra PSICO significa en griego ALMA, la palabra SICO significa en ese mismo idioma HIGO. Por tanto la sicología sería una ciencia agronómica que podría encargarse de las condiciones en que se cultivan los higos, mientras que la Psicología es la ciencia que estudia el alma, es decir la subjetividad humana exteriorizada en el comportamiento. Creo que la diferencia es ostensible.

 

, ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

SicologiaSinP.com - Y. Barrios Hernández

Psicólogo Clínico, Licenciado en Psicología, MSc. Ciencias Sociales

Dedicado a la investigación sobre las adicciones, aspectos sociales vinculados a la epilepsia y la representación social y a la influencia psicológica de las artes en los seres humanos. [...]

Artículos relacionados

Comparte tu opinión

No hay comentarios aún. Embúllate, sé el primero en iniciar el debate.

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.