Diego Gonzalez Serra: la motivación es un problema filosófico y moral

Frase Diego González Serra

Entrevistas, Nombres de la Psicología

Muchas veces olvidamos disfrutar de las pausas perfectas, de la experiencia sin prisa, de la dedicación sin medida y creo que es un error valorativo que a veces cometemos.

Diego J. González Serra nos ofrece una visión de la Psicología con tal grado de exquisitez que sería difícil encontrar tanta humildad en consonancia a tan formidable grandeza.

Nuestro entrevistado se licenció en Psicología en la Escuela de Psicología de la Universidad de la Habana en 1966. Realizó estudios libres en Psicología en la Universidad de Lovaina, Bélgica, bajo la dirección del profesor J. Nuttin durante el curso 1969 – 70. Logró la Maestría en Psicología en 1974 en la Universidad de la Habana. En 1981 alcanza el grado de Doctor en Psicología por la Universidad de La Habana.

Sus 11 libros y más de 60 artículos sobre, teoría e investigación empírica de la motivación humana, cuestiones filosóficas, epistemológicas y teóricas de la psicología, sobre psicopedagogía y sobre el pensamiento psicológico y pedagógico de José Martí, avalan una trayectoria impecable.

A continuación la entrevista:

Entrevista a Diego J. González Serra

 1. El que ha podido seguir y leer sus publicaciones se puede percatar de que realiza un importante énfasis en el estudio de la motivación humana ¿A qué se debe?

Yo comencé como profesor en la Facultad de Psicología de la Universidad de la Habana en 1965. Aún era alumno, pero pasamos por una crisis en la facultad y resultaron expulsados muchísimos profesores por lo que muchos estudiantes que cumplíamos ciertos requisitos y conocimientos, que nos encontrábamos, además, en la posición de alumnos ayudantes nos pusieron como profesores. En ese momento me dieron la tarea dar Motivación y Procesos Afectivos.. Eso yo lo asumí como un fin para ganar dinero, paraser reconocido y valorado, pero cuando me di cuenta de la temática que abordaba, de las contradicciones que existían en ese campo y que eso se relacionaba bien con mi carácter y con mis características cognoscitivas, me di cuenta de que era el tema que me interesaba seguir.

Desde entonces me dedique y me sigo dedicando a eso, hace ya 50 años que me dedico al estudio de la motivación. Sobre todo, por un problema filosófico y moral. Para mí la motivación es la unidad de la psiquis, la actividad y el medio sociohistórico. Es aquel complejo funcionamiento psíquico que llega a determinar, regular, la dirección (el objeto – meta) y el grado de activación e intensidad del comportamiento.

Pero yo solamente no me he dedicado al problema de la motivación. Me fui de la facultad en 1980 y comencé a trabajar como director del Departamento de Psicología de la Academia de Ciencias y durante ese tiempo me dedique a los problemas de la personalidad socialista y continúe con mis estudios sobre motivación, pero ya no como profesor sino como investigador. Luego trabajé en el Instituto Superior Pedagógico E. J. Varona dedicándome al estudio de las ideas psicológicas de José Martí y debo destacar que en el estudio de la obra martiana encontramos el problema de la moral y de la motivación. En esta figura emblemática de nuestra historia encontramos una psicología muy profunda, la cual, por supuesto no expuso en ningún texto, pero si mostró a través de sus comentarios y de sus observaciones, con profundidad en el análisis psicológico de las personas y además de eso una orientación para la formación del hombre, de un ser humano que respondiese al ideal que necesitaba la independencia nacional y la justicia social, por lo que tiene una importancia tremenda para la Psicología.

Me considero filósofo. Yo entré a la facultad para estar con mi esposa ya que los dos estudiábamos juntos. Yo lo que quería inicialmente era estudiar filosofía, pero no había esa opción de estudios en ese momento, por lo que buscamos un punto de acuerdo entre los dos y llegamos a la decisión de estudiar psicología los dos. Yo creo que por eso todas las cosas que se pierden de filosofía van a parar a mi porque los psicólogos no son filósofos, le huyen un poco a esos temas.

Ahora mismo hay una maestría de evaluación en que dan un tema de filosofía y justamente me han puesto a mí.

2. ¿Cuál cree usted que sea la técnica más adecuada para el estudio psicológico de la motivación?

Desde mi punto de vista la integración de técnicas es la más acertada. Pienso que la motivación es consciente, pero a la vez inconsciente y se expresa en la actividad, por tanto, mi método trata de integrar los tres estudios: la actividad, lo consciente y lo inconsciente.

Aunque considero que cualquier técnica bien desarrollada y fundamentada puede ser valiosa. Por poner un ejemplo la técnica de los diez deseos, que surgió del método Directo e Indirecto que desarrollamos nosotros, en donde la orden era exprese 10 deseos suyos e invente un personaje y diga diez deseos del personaje. Es esto una combinación de lo consciente y lo inconsciente. De ahí Fernando González comenzó a utilizar la técnica de Los Diez Deseos. Él siempre ha sido una persona muy influyente y esto ayudo a que se conociera la técnica y que otras personas la comenzaran a utilizar.

Los deseos son importantes para los seres humanos y pueden ser una vía de investigación y de hecho lo son, aunque algunas veces son utilizados de una manera poco científica. Una técnica es buena en la medida en que tenga un desarrollo, una fundamentación y horas de trabajo científico.

Cualquier método puede ser útil, pero ¿cuál es el ideal? Aquel que nos dé la visión más completa, pero a su vez será el más laborioso y por eso también es un problema. Entonces todo método tiene ventajas y desventajas y todo depende del investigador, de lo que busca. .Por eso responder esa pregunta que me haces es muy difícil.

Yo me oriento a la integración de tres datos: el directo, el indirecto y el registro de la actividad. Debo reconocer que no me permite desarrollarlo como quisiera de forma abierta y eso hace que no pueda combinar bien el directo con el indirecto, y el registro de la actividad. Este último se me queda fuera, sin embargo, cuando lo hago cerrado los puedo combinar y hacer los tres.

Yo siempre he tenido mucha confianza en esa unión cerrada de los tres métodos y por eso le he dedicado casi 12 años de estudio. Desde el año 2006 hasta el presente.

He trabajado con un entusiasmo, con una pasiónrespecto a ese método como a ningún otro y bueno yo creo que sí, que es muy valioso. Hay momentos en que me desanimo, pero me he planteado la posibilidad de que con ese método se pueda medir el grado de desarrollo de la motivación en la evolución desde la adolescencia hasta la tercera edad y en la enfermedad mental.

3. ¿Qué importancia poseen los valores y principios morales en la jerarquía de la personalidad?

Jamás debemos dejar de lado que la Psicología y la Ética deben ir de la mano, respetando por supuesto sus diferencias cualitativas. La psicología debe guiarse por metas morales y responder a ellas en nuestro trabajo profesional aplicado, en cuanto a la formación de la personalidad y del psiquismo humano.

Mi posición teórica coincide con la Psicología Histórico Cultural que surgió en la antigua Unión Soviética gracias a Lev Vigotsky y otros destacados psicólogos. Y siempre he considerado que la posición de la Psicología del reflejo creador integra la metodología y el conocimiento científico con metas morales, dirigidas a la formación de un psiquismo humano, espiritualmente superior en altruismo, creatividad, independencia y armonía como aspiraba Martí.

Pienso que Martí en su empeño por forjar el patriotismo y apostar por el mejoramiento humano, vio en la formación moral el arma fundamental.

El ser humano necesita, en mi criterio, respetar lo moral para un progreso armónico en su existencia.  Aunque en muchas ocasiones olvidamos que el respeto a los otros es la virtud de lo sabio y que subordinarnos a principios morales no significa esclavizar nuestra subjetividad, sino todo lo contrario, nos hace ser mejores sujetos.

Las cualidades morales, llegado el momento, se establecen firmemente y constituyen niveles superiores de la personalidad. El nivel psíquico superior, de la personalidad, que es histórico social,  incluye en sí la conciencia, las necesidades y disposiciones espirituales, morales, las capacidades cognoscitivas y las funciones psíquicas superiores del hombre donde encontramos el lenguaje, el pensamiento abstracto, la voluntad, los sentimientos. Este nivel superior es propio del ser humano adulto y constituye el aspecto esencial y predominante de la personalidad.

Los valores y normas morales son asimilados en intima conexión con las necesidades individuales (biológicas, cognoscitivas y afectivas, etc.) que resultan condiciones internas de dicha asimilación. El deber es el componente moral de la voluntad humana para el cual lo social es personalmente significativo.

Y todos tenemos un deber en nuestras vidas; nuestra voluntad nos arrastra a un objetivo. Y pienso que siempre que no afecte de forma negativa dicho objetivo a otros, será importante que se lleve a cabo.

4. Hemos tenido el honor y el privilegio de haber sido sus alumnos durante la carrera y puedo decir que jamás lo he escuchado mostrarse vanagloriado de ser hijo del gran Diego González Martín quien fuera un notable divulgador de la obra de los neuro fisiólogos rusos I. P. Pavlov y de P. K. Anojin y quien además se dedicara a investigaciones en neurofisiología en nuestro país, Cuba.

Debo decirles que me siento enormemente agradecido de que mencionen a mi padre con tanto cariño y mucho más por una generación tan actual y joven como la de ustedes. Él tuvo una obra verdaderamente respetable y de la que me siento sumamente orgulloso, no solamente como su hijo sino como profesional cubano.

Mi padre, Diego González Martín, inauguró en Cuba la orientación marxista en psicología en 1960 con el primer libro de la psicología marxista cubana que denominó Experimentos e Ideología. Se dedicó a investigaciones en neurofisiología y también fue un destacado profesor de esta especialidad, sobre todo en nuestra Facultad durante 28 años.

Muchas veces, cuando me pongo a pensar en él,me vienen a la mente muchos recuerdos gratos y indiscutiblemente me siento emocionado. Ciertamente pienso que tal vez no han llegado a ser verdaderamente valoradas sus investigaciones y estudios, Pienso que sus aportes siempre estarán disponibles para todo aquel investigador que los necesite y eso me tranquiliza y es lo que aspiro conseguir en mi vida llegado el momento.

5. ¿Cómo ve usted la perspectiva de la psicología cubana en los próximos años?

Confío en ella, aunque no niego que falte preparación, constancia y entrega. Principalmente me preocupan los alumnos que llegan a primer año y se muestran con poco interés y bajo nivel académico. Muchas veces se olvida que uno de los objetivos fundamentales en esta especialidad son las ganas de saber, de cultivarse y de investigar todo aquello que ayude al mejoramiento humano.

La Psicología Cubana necesita de personas cada vez mas preparadas, entusiastas y apasionadas por lo que hacen.

Creo que será siempre bienvenida una investigación científica actual, novedosa y acorde con los tiempos que corren.

6. ¿Qué consejo le pudiera ofrecer a toda aquella persona que se aventure a estudiar la especialidad de Psicología?

Les aconsejaría que indaguen e investiguen sobre la profesión, sobre su objeto de estudio, de su utilidad e historia. No es una Profesión fácil, ninguna lo es. Necesita de entrega, constancia, perseverancia y de largas horas de dedicación. Precisa de la curiosidad, muchas veces del amor por la lectura y del interés por alcanzar un conocimiento amplio en la materia.

La psicología es apasionante y nos hace dedicarle los mejores años de nuestras vidas, si no,mírenme a mí, que llevo a su lado tanto tiempo. Solo les deseo suerte en esta aventura.

7. ¿Con P o sin P seguirá siendo la misma Psicología? ¿Una letra desde su punto de análisis cambia algo en su significado?

En lo absoluto. Pienso que lo realmente importante es como la ponemos en práctica.

No debemos olvidar que la ‘’P’’ para nuestra profesión siempre ha tenido un gran significado dentro de su estudio, pero creo que más que una elección gramatical debe preocuparnos mas el respeto y la dedicación que le tengamos. Con la ‘’P’’ o en ausencia de esta la psicología dependerá de la entrega de muchos y quizás de la indiferencia de pocos.

, , , , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Dayana Martínez

Estudiante de Psicología

Cursa sus estudios en la Universidad de la Habana [...]

Comparte tu opinión