Diagnóstico y tratamiento de trastornos del neurodesarrollo: Dra Sigem Sabagh

Frase Dra Sigem Sabagh Sabbagh | Diagnóstico y tratamiento de trastornos del neurodesarrollo
Diagnóstico y tratamiento de trastornos del neurodesarrollo: Dra Sigem Sabagh

Entrevistas, Neurociencias

Un privilegio, es así como catalogaría la charla que sostuvimos con la Dra. Sigem Sabagh Sabbagh. Al primer contacto nos recibió la doctora en neurociencia cognitiva aplicada de la Universidad Maimónides de Argentina, además máster en neuropsicología de la Universidad San Buenaventura de Medellín, Psicóloga de la Universidad del Norte de Barranquilla.

La Dra. Sabagh posee una experiencia de 13 años de trabajo con pacientes con patologías neurológicas, realiza manejo integral de sus pacientes, abordando las esferas cognitivas, emocionales y conductuales.

Su experticia se extiende al diagnóstico y tratamiento de trastornos del neurodesarrollo como el trastorno del espectro autista, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad/impulsividad, la discapacidad intelectual, entre otros. De igual forma, también maneja pacientes que han sufrido traumas de cráneo, y pacientes con posibles deterioros cognitivos, demencias como el alzheimer, la demencia vascular por isquemias, hemorragias, etc.

A continuación la entrevista

1. La infancia, la niñez y la adolescencia constituyen etapas del desarrollo muy importantes a nivel neuropsicológico, supongo que en su labor diaria debe tener presencia infantil en consulta ¿Qué repercusión tienen los síndromes o trastornos neuropsicológicos en procesos cognitivos imprescindibles como son la atención, la memoria y las funciones ejecutivas del los menores?

Los distintos trastornos en los niños y adolescentes generan diferentes afectaciones en los procesos cognitivos superiores que mencionas. Por ejemplo, en un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad se pueden ver afectados todos, esto es, los procesos atencionales, los procesos de memoria secundario a esa alteración de la atención (porque lo que no se atiende no se graba) y las funciones ejecutivas (que son un grupo de funciones que se llevan a cabo en el lóbulo frontal que es la parte de adelante del cerebro y allí se ejecuta y se procesa todo lo que nos hace verdaderamente humanos). En el Trastorno del Espectro Autista, también se ven afectadas todas esas funciones, porque el niño con autismo centra su pensamiento en lo que está en su mente, que suelen ser los temas o las cosas que a él o ella le interesan, entonces les cuesta focalizar y sostener su atención en lo que está en el entorno, lo cual también se impacta la memoria; y en el caso de las funciones frontales, ya sí más que ejecutivas, se ve afectada la Cognición Social (que es un grupo de funciones que nos permiten comprender el mundo, las situaciones y a las otras personas). Lo más importante igual a destacar, es que si bien existen trastornos o síndromes que te permiten “predecir” por decirlo de alguna manera, posibles alteraciones en ciertas funciones, lo cierto es que todos los seres humanos son distintos y que siempre es importante evaluar cada caso en forma separada y contemplar ese funcionamiento y ese desempeño de cada niño como el ser único que es, en forma individualizada y observando sus particularidades, para que así el tratamiento que se diseñe sea realmente efectivo porque apunta realmente a sus necesidades específicas y no sólo a las características generales esperadas según uno u otro diagnóstico de base.

2. ¿Basándonos en su experiencia, en qué momento es recomendable para los padres acudir a realizar una valoración neuropsicológica a su hijo?

Una valoración neuropsicológica se hace necesaria toda vez que los padres o la escuela del niño observen dificultades, cambios o atrasos en sus procesos de desarrollo, de aprendizaje y su conducta comparativamente con otros niños o con el mismo niño en años anteriores. Esto quiere decir que si tenemos un chiquitín de digamos 7 años y la profesora observa que es un niño inquieto, disperso y digamos que por ejemplo se le dificulta aprender algunas cosas propias de la edad y del grado escolar, entonces en ese caso ese pequeño debe evaluarse. De igual forma si tenemos un infante de 2 años el cual en el año anterior ya había aprendido a hablar pero ahora no habla, es signo de alarma para que sea valorado. Es decir, toda vez que algo genere preocupación a los padres o la escuela en torno a los procesos que se esperan para un menor, es importante evaluarlo.

3. Una vez realizada la valoración neuropsicológica, ¿qué información relevante aportan dichos resultados?

La valoración neuropsicológica aporta datos de importancia según la pertinencia de haberla realizado, sería lo primero que diría. Porque cuando uno evalúa debe hacerlo con alguna o algunas hipótesis diagnósticas a ser confirmadas o descartadas; o digamos también puede ser con otro tipo de objetivo, ya sea para seguimiento del desarrollo normal de un pequeño a nivel cognitivo, emocional y conductual, que esto también es viable hacerlo, o digamos para hacer seguimiento a la efectividad de tratamientos, sean estos farmacológicos o terapéuticos.

Ahora bien, ya cumplido ese factor, una evaluación neuropsicológica aporta datos de relevancia sobre el perfil de funcionamiento de una persona en todas sus esferas. Un neuropsicólogo que sea realmente integral y bien preparado, está en la capacidad de evaluar no sólo el componente cognitivo, sino también el emocional y el conductual, que bueno sabemos que la conducta es un epifenómeno (resultado o derivado de algo más) pero es importante también entender la manifestación visible de eso que queremos encontrar que está detrás.

Lo habitual que surja como resultado de una evaluación neuropsicológica es el desempeño en procesos cognitivos superiores, esto es, la inteligencia (que lo común es evaluar únicamente el cociente intelectual a este nivel, pero las inteligencias son múltiples), los procesos atencionales, los procesos de memoria, el lenguaje, las funciones ejecutivas (que son como un paraguas que abarcan muchas otras funciones como la planeación, organización, control inhibitorio, etc.), las praxias (o habilidades motrices) y las gnosias (o habilidades perceptuales). Pero como te decía, si se es integral el perfil es más completo y pueden evaluarse y reportarse todos los aspectos de una persona, incluso su desenvolvimiento e interacción social.

4. ¿A nivel cognoscitivo qué alteraciones son las más frecuentes en los niños y adolescentes que trata?

En coincidencia con la prevalencia reportada a nivel internacional, en la consulta lo más común son los trastornos de la conducta, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad y ahora, cada vez en incremento, el Trastorno del Espectro Autista. A nivel emocional, algo que también va en aumento son los trastornos de ansiedad; y pienso yo, ya algo como muy personal, es que esto último está relacionado con el acortamiento de la vivencia de una verdadera infancia y niñez, la competitividad, la ausencia cada vez más del juego, y del juego cooperativo y de el manejo y enfoque que se le da hoy en día a la educación y a los sistemas educativos que son cada vez también más exigentes pero a mi parecer con una ausencia de conciencia e incluso respeto por el menor, sus procesos de desarrollo y su espacios para ser niño.

5. Por lo general cuáles son los cambios o modificaciones conductuales más relevantes que presentan los niños y adolescentes con afectaciones neuropsicológicas.

Y te diré que a veces no son cambios, a veces, y de hecho es lo más habitual y es que las conductas están presentes desde que el infante está en la capacidad física de mostrar su conducta, es decir, ya desde que puede caminar. Algunos incluso antes, te cuento que una vez tuve un paciente que era un bebé de meses y tenía movimientos en sus bracitos y piernas y rostro, que ya con el tiempo se fueron haciendo manifestaciones más claras de que tenía un Trastorno del Espectro Autista. Como te comentaba, la conducta es un epifenómeno, una consecuencia de algo más, y es habitual e incluso característico encontrar ciertas formas de conducta en los distintos síndromes o trastornos. Por eso se habla de trastornos del neurodesarrollo, porque lo que salió mal, por así decirlo, salió mal desde momentos muy tempranos en los que se estaba desarrollando todo el sistema nervioso central. De hecho a mi parecer en algún punto hasta los trastornos de conducta que no están categorizados como trastornos del neurodesarrollo en algún punto, cuando la ciencia avance lo suficiente y sepamos los orígenes de los mismos, seguramente pasarán a serlo. Ahora bien, sí también se pueden hablar de cambios, y los cambios de la conducta suelen estar derivados ya sea por experiencias específicas que le ocurrieron a ese infante, niño o adolescente, digamos un trauma temprano o algún tipo de vivencia; o porque se fueron generando de dificultades en las pautas de crianza que son las provistas por los padres.

6. Después de realizada la valoración, determinar las afectaciones y poner bajo tratamiento al niño o adolescente, ¿es necesario un seguimiento neuropsicológico a largo plazo?

Sí. Alcancé a comentarte algo al respecto cuando te explicaba sobre los objetivos que puede tener una valoración neuropsicológica, y por supuesto ese es uno de los valiosísimos objetivos que puede tener una valoración neuropsicológica, y es la de hacer seguimiento de un proceso de tratamiento, que también es importante saber que incluso puede ser una herramienta de utilidad no sólo para determinar la eficacia de un tratamiento terapéutico sino incluso también la eficacia de los tratamientos farmacológicos.

7. ¿Qué recomendaciones les dejaría a los padres de niños y adolescentes con afectaciones neuropsicológicas?

Cada niño es único, lo más valioso que puedo recomendar a los padres es que lleven a sus hijos a profesionales idóneos y que hagan las valoraciones y los seguimientos que son tan importantes, para que así obtengan la información que necesitan saber sobre el caso particular de su hijo tanto en cuanto a sus características como en la forma en que pueden ayudarlo y manejarlo de la manera más apropiada.

, , , , , , , , , , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

SicologiaSinP.com - Y. Barrios Hernández

Psicólogo Clínico, Licenciado en Psicología, MSc. Ciencias Sociales

Dedicado a la investigación sobre las adicciones, aspectos sociales vinculados a la epilepsia y la representación social y a la influencia psicológica de las artes en los seres humanos. [...]

Comparte tu opinión

Déjanos saber lo que piensas sobre este artículo.