Apuntes sobre prevención de recaídas 

Adicciones | Prevención de recaídas

Adicciones

La recaída se define como el proceso de retroceso a los patrones de comportamiento y pensamiento típicos de la adicción activa, que ya se habían superado y que finalmente llevan de vuelta al uso, retrocediendo hasta llegar de vuelta al estado de enfermedad adictiva que existía antes de comenzar la recuperación.

Recomendaciones básicas que puedes tener en cuenta para evitar recaídas en el futuro:

  1. Aumenta tu actividad física haciendo deportes o simplemente saliendo a caminar o haciendo ejercicios. Muchas veces una caminata es el mejor remedio para calmar la angustia y ver con mayor claridad la manera de resolver las posibles dificultades que se presenten.
  1. Evita la sobrecarga de tensiones de todo tipo, si aprendes a valorar las cosas en su justa medida y estableces un orden de prioridades, delegando o posponiendo lo que no esté a tu alcance, todo irá mejor. No intentes esforzarte por encima de lo humanamente posible.
  1. Aprende a disfrutar de buenos momentos y reserva un espacio en tu vida para darles cabida. Volverás con más fuerzas para enfrentar las dificultades y no volver a caer en ataques de deseo equivocado por solucionarlas.
  1. Tienes el poder -y la facultad- de tomarte las cosas con más calma, con una mayor tranquilidad, afrontando los diferentes hechos y sucesos que te puedan ocurrir, de forma mucho más positiva.
  1. Debes pensar que las situaciones “ideales” o “perfectas” no existen, y que cada experiencia que te suceda, por muy dolorosa que ésta sea, puede convertirse en una oportunidad más de aprender, de vivir el día a día, con esas pequeñas enseñanzas que las cuestiones más mínimas te ofrecen.
  1. Tampoco debes, aunque el algunas circunstancias sea realmente inevitable, preocuparte tanto por los distintos problemas que te puedan surgir; especialmente, en aquellos pequeños que tendrían solución por sí mismos.
  1. Adopta una actitud positiva ante la Vida, y afrontes con cierta serenidad los distintos y diversos contratiempos que se puedan producir.

Luego de las recomendaciones llega la hora de reflexionar en torno a un grupo de interrogantes

Preguntas para Reflexionar

¿Comprendes que es necesario un cambio estructural a nivel emocional?

¿Estarías incluso dispuesto al sacrificio de todo aquello que ha formado parte de tu “búnker” particular?

¿Cómo fueron tus últimas recaídas?

¿Dónde crees que estuvo la decisión frente al estímulo? ¿Qué tiempo transcurrió en esa decisión?

¿Qué planes de futuro tienes para revertir toda tu vida laboral y social?

¿Qué sueños e ilusiones compiten con tu actual manera de vivir?

¿Comprendes los riesgos de la automedicación, a nivel familiar?

¿Qué acciones estás dispuesto a realizar?

¿Qué calendario vas a establecer en los próximos 3 meses?

Elabora un registro de pensamientos, sentimientos y acciones que ocurren en tu cerebro a diario, refleja los más importantes desde ahora. Crea una plantilla e introduce cambios notables en la manera de vivir.

Algunos compañeros ven un fracaso en la recaída porque en el fondo se vuelve a consumir. En cambio la mayoría entendemos que es en ella donde estuvo en algún momento la decisión hacia un camino o el otro. La recaída es confundida muchas veces con la reincidencia. Es fundamental su estudio.

, , , , ,

Compártelo con tus amigos si te ha gustado

Artículos relacionados

Comparte tu opinión